Jalapa

Finquero que fue secuestrado hace un año muere baleado 

Gustavo Adolfo Camas Padilla, de 75 años, murió baleado este en la finca San Ignacio, de la cual era propietario, por sujetos que le dispararon varias veces pero solo tres de las le impactaron en el cuerpo, informo la Policía Nacional Civil.

Por Hugo Oliva

Las autoridades recaban evidencias en escena del crimen contra finquero, en Jalapa. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
Las autoridades recaban evidencias en escena del crimen contra finquero, en Jalapa. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)

El hombre viajaba desde la capital para supervisar los trabajos en su finca y permanecía en el  lugar de lunes a miércoles, y el  jueves retornaba a su residencia en el bulevar Los Cipresales, kilómetro 12.5 de la ruta a El Salvador.

Jeremías Chávez, de 26 años, quien dijo ser el guardián de la finca, informó a eso de   las cuatro horas escuchó disparos y al correr a ver lo que sucedía observó el cuerpo de su patrón al lado de su cama, y al salir al corredor de la casa observó cuando dos hombres escapaban del lugar.

En horas de la mañana los trabajadores de la finca dieron aviso a los bomberos voluntarios, quienes al llegar al lugar solo pudieron confirmar la muerte de la víctima ya que tenía un disparo en la frente, que se cree que fue el que le quito la vida instantáneamente.

Camas Padilla fue secuestrado hace un año, y según información que recabaron investigadores de la División Especializada en Investigación Criminal (DEIC), el hecho se produjo en una de las fincas que la víctima tenía en El Progreso, y que por su liberación sus familiares habrían pagado una fuerte suma.

Las autoridades investigan si lo sucedido hoy al finquero tiene que ver con el secuestro del cual fue víctima, o si se trata de alguna venganza personal.