Petén

Ofrecen 10 mil dólares beliceños por responsables de haber matado a dos jaguares en aquel país

Dos ejemplares de jaguares, una de las especies en alto peligro de extinción en Mesoamérica, aparecieron muertos en áreas protegidas de Belice en días recientes.

Por Rigoberto Escobar

En la foto, uno de los jaguares que es monitoreado por organizaciones y autoridades en el parque Mirador Río Azul, Petén.
En la foto, uno de los jaguares que es monitoreado por organizaciones y autoridades en el parque Mirador Río Azul, Petén.

El caso se hizo público el jueves por ambientalistas beliceños, quienes confirmaron que la muerte de los animales ocurrió la semana pasada. Los felinos fueron hallados  flotando sin cabeza en el río Belice cercano e la capital Belmopán. 

Francisco Asturias Ortiz, director del Centro de Estudios Conservacionistas (Cesco) en Petén, dijo que la mayor concentración de jaguares se ubica en la península de Yucatán, Calakmul, junto con áreas protegidas de Belice y Mirador Río Azul, Petén, que conforman la selva maya y más grande de Mesoamérica.

Según estudios de Wildlife Conservation Society (Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestres) en Petén, en la reserva de la Biosfera Maya existen unos 400 jaguares y en el mundo unos cuatro mil, por lo que es importante proteger dicha especie.

  • Incendios forestales ponen en peligro la fauna silvestre en la Reserva de la Biósfera Maya

En un intento por dar con los responsables, las autoridades de Belice ofrecen una recompensa de Q73 mil 300 (US$ 10 mil) por información sobre el paradero de los cazadores.

"La vida silvestre es muy importante en ese país", dijo Byron Castellanos Romero, director de la Asociación Balam.

Según Castellanos, los operativos y monitoreos que mantienen entidades estatales y privadas en Petén ha contribuido a proteger la fauna y flora, donde se nota que los jaguares van en aumento.

No obstante, siempre habrá interés por la piel y colmillos de jaguares, los cuales son comercializados a altos precios en el mercado negro internacional.

Estudios de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestres en Petén, revelan que en esta región existen 400 ejemplares de jaguar. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Estudios de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestres en Petén, revelan que en esta región existen 400 ejemplares de jaguar. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

Monitoreos

Según ambientalistas, desde hace cuatro años, se monitorea con cámaras trampas la existencia de los jaguares de la reserva de la Biosfera Maya, en especial la del ejemplar Selvin, quien habita en los alrededores de dos lagunas y del parque Mirador Río Azul, en San Andrés.

“Es una escena impresionante observar al jaguar Selvin correr por los bosques de la Biosfera Maya. A menudo, con apoyo de otras instituciones, hacemos operativos enfocados en su protección”, dijo Asturias Ortiz.

Personal del Cesco indicaron que la edad de Selvin es de  6 y 10 años, de quien se han grabado los movimientos y bramidos, ubicando sus huellas a dos kilómetros de los campamentos principales del área. Ese ejemplar, junto al tapir y jabalí, se encuentran en peligro de extinción.

El arqueólogo Ivo Romero Zetina explicó que el jaguar en la cosmovisión maya estuvo en un nivel superior, especie que dominó el inframundo terrestre y acuático y el supramundo. Por esa razón los gobernantes o reyes se observaban con vestimenta de pieles de jaguar, el cual significa un poder superior a la naturaleza.

Dijo que la muerte de un jaguar es un desequilibro a nivel natural y acústico que manejaban los mayas, especies que fueron considerados como protectores de los cultivos, el cual se les rendía culto antes de iniciar la siembra.