Petén

Campesinos toman el paso fronterizo de El Ceibo 

Campesinos provenientes del Parque Nacional Laguna del Tigre, San Andrés; y de la Sierra del Lacandón, La Libertad, tomaron el paso fronterizo de El Ceibo, en protesta por el desalojo de varias familias de un área protegida. 

Por Rigoberto Escobar / Petén

Un grupo de campesinos, procedentes de áreas protegidas de la Biosfera Maya, exigen que reubiquen a vecinos que fueron expulsados de la Laguna Larga. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Un grupo de campesinos, procedentes de áreas protegidas de la Biosfera Maya, exigen que reubiquen a vecinos que fueron expulsados de la Laguna Larga. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

El Ceibo es un punto estratégico para el ingreso de turistas a Petén, por lo que varias agencias de viajes cancelaron sus excursiones procedentes, principalmente, de México, según Cayetano Díaz, operador de turismo.

Los campesinos llegaron la noche del lunes al paso fronterizo con la intención de paralizar labores en las oficinas de migración y aduana, como una medida de protesta para que las autoridades del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) y de gobernación departamental accedan a la petición de que las familias que fueron desalojadas en junio último del área conocida como Laguna Larga, del Parque Nacional Laguna del Tigre, sean reubicadas.

De acuerdo con los inconformes, si sus demandas no son atendidas mantendrán cerrada la frontera, aduciendo que actualmente las familias expulsadas habitan en los límites de Petén y Tenosique, Tabasco, México, en condiciones deplorables, pues no cuentan con servicios básicos.

Los campesinos aseguran que no depondrán la medida hasta que las autoridades les den una respuesta positiva a sus demandas. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Los campesinos aseguran que no depondrán la medida hasta que las autoridades les den una respuesta positiva a sus demandas. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

Autoridades del Conap indicaron que los desalojado tenían unos cinco años de haberse apoderado de 84 hectáreas, con intenciones de talar el bosque de forma ilegal y  formar una comunidad.

Adriana Girón Arango, gobernadora de Petén, indicó que se formó una comisión para integrar una mesa de diálogo con los campesinos.

“Vamos a escuchar sus demandas y buscaremos opciones para salir adelante con este tema”, dijo Arango.