Quetzaltenango

Academia de Xela fomenta valores e igualdad en menores a través del futbol

Al menos 80 niños y jóvenes han encontrado un lugar para practicar futbol en la Academia de Futbol Cosmos Copesur de Quetzaltenango, donde además se les enseña a compartir con el prójimo y que tengan una vida alejada de los vicios.

Por Raúl Juárez

El entrenador Francisco Batres junto a algunos de los menores que practican futbol en la academia Cosmos Copesur. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez).
El entrenador Francisco Batres junto a algunos de los menores que practican futbol en la academia Cosmos Copesur. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez).

Desde hace más de 10 años comenzó este proyecto que busca darle oportunidad a menores, especialmente a los de escasos recursos, con el fin de enfocarlos en la práctica deportiva y prevenir que se involucren en vicios, informó el entrenador Francisco Batres.

Batres explicó que el objetivo de la academia es que los que tengan más recursos económicos ayuden a los que no tienen, para que también tengan la oportunidad de practicar deporte y compartir con los demás.  

“Nuestra misión es darles una formación integral a los niños, para que aprendan a competir en un deporte que nos gusta mucho, pero también que se aprenda a valorar y compartir”, manifestó Batres.

Indicó que han atendido a niños que deambulan por las calles, de hogares desintegrados y con vicios.

Mejor desarrollo

Batres resaltó que con los entrenamientos de futbol buscan de que los menores se olviden de las situaciones difíciles que han vivido en su entorno y se enfoquen en la práctica deportiva.

La academia Cosmos Copesur funciona en una cancha con piso de cemento en un parqueo del estadio Mario Camposeco.

Para ayudar los niños, se pide una mensualidad voluntaria y no se tiene una cuota establecida.

“Por ejemplo, si hay 20 niños que pueden dar una cuota y otros 20 que no tienen recursos, se trata la manera que alcance los recursos para todos, así se hace con los arbitrajes y también con los uniformes. Esto no es lucrativo”, expresó Batres, quien dijo que otro objetivo es motivar a que más personas impulsen proyectos en favor de la niñez.

La academia también cuenta con la participación de padres de familia, quienes en ocasiones donan pelotas o gabachas para los entrenamientos.

Lea también: Crisis en escuelas: Estudiantes restauran sus propios pupitres

“Es un proyecto muy bueno en el que los niños pueden compartir y no es como en otros lados donde hay preferencia por tener dinero, acá depende de la capacidad de cada uno es como va a jugar. Lo que hacemos los padres de familia es aportar algo para los niños”, informó Gerardo Maldonado, cuyo hijo de 4 años practica en la academia.

La academia juega en los torneos locales de Quetzaltenango desde la categoría Sub 6 hasta la Sub 18 y tiene representación en equipo libre y femenino.

Dos de los niños que practican futbol en la Academia Cosmos Copesur. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez).
Dos de los niños que practican futbol en la Academia Cosmos Copesur. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez).

Benefeciado

Brandon González es un niño de 10 años de San Juan Ostulcalco y está becado en la academia, donde ha demostrado sus cualidades en el futbol al ser cinco veces goleador de su categoría.

“Me siento bien porque me dieron la oportunidad de estar en la academia, siempre me han apoyado los compañeros, nos llevamos bien todos los jugadores y lo más importante es que aprendemos a jugar futbol”, resaltó González.

En el historial de la academia figuran jugadores como Andrés, Barrios, Omar Marroquín, Rodulfo Gramajo y Rodrigo Batres quienes han llegado a jugar profesionalmente en el futbol guatemalteco.

Contenido relacionado

> Misionero lucha por un mejor futuro para niños que viven en zonas rojas

> El abuelo que junto a su carreta saca adelante a sus nietos

> Jóvenes pensionistas aportan el 10% a economía de Xela