Quetzaltenango

Basura electrónica está sin control en Xela ¿Qué consecuencias puede tener en la salud?

La falta de un lugar para depositar la basura electrónica en Quezaltenango representa un problema para el ambiente y riesgo para las personas que tienen contacto con los desechos, señalan expertos.

Por Carlos Ventura

Desechos electrónicos se depositan junto a la basura común, lo que podría causar daños al ambiente. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
Desechos electrónicos se depositan junto a la basura común, lo que podría causar daños al ambiente. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)

La ambientalista Flor Recinos indicó que es necesario que las autoridades analicen la creación de un centro de acopio para la chatarra electrónica, ya que ante el consumo de la tecnología también crece este tipo de basura que llega al botadero municipal, mientras que debería haber un lugar especial para tratarla.

“Estimamos que unas 10 toneladas de basura electrónica llegan a los vertederos de Quetzaltenango; sin embargo, es peligroso porque hay aparatos que tienen sustancias dañinas que llegan al suelo y contaminan los mantos acuíferos”, aseguró.

Agregó que cuando los celulares de modelos recientes se les quiebran las pantallas los desechos van a la basura común y no a un lugar específico.

“Hasta el momento Xela no cuenta con un vertedero para eliminar este tipo de basura; sin embargo, es necesario que las autoridades se interesen, pues todo se está inclinando a la tecnología y en el futuro se espera que incremente desechos de esta índole”, declaró.

Recinos refirió que en algunos botaderos de Quetzaltenango se ha documentado que desconocidos han tirado televisores, radiograbadoras, celulares, baterías, teléfonos inalámbricos, pantallas de computadoras, cables, audífonos y discos compactos, entre otros.

Le puede interesar: Recuperación de don Cipriano es lenta y familia debe buscar lugar para vivir

“Los celulares con sus baterías son aparatos modernos y muy peligrosos para la salud del ser humano, pues pueden generar cáncer, además de dañar el medio ambiente, ya que el plomo, arsénico, selenio, litio, li-ion, níquel y cadmio son componentes peligrosos”, comentó.

Erlin López, empleado de la dirección de limpieza de la comuna, dijo que no tienen datos de qué cantidad de basura electrónica se recoge en la ciudad, ya que todo se mezcla.

“Toda la basura va junta, no hay una clasificación y desconocemos que cantidad se recoge de este tipo”, expresó.

Óliver Sierra, coordinador de Ingeniería en Ciencias y Sistemas del Centro Universitario de Occidente, señaló que el hecho de que en Xela no haya un lugar para reciclar los desperdicios electrónicos es un problema y ve complicado que esos desechos lleguen al vertedero municipal, que tampoco cumple con normas de reciclaje.

Lea además: Carmen lucha cada día por salir adelante con sus cuatrillizos

Armando Castillo, concejal y presidente de la Comisión de Medioambiente, confirmó que el municipio no cuenta con un centro de acopio para la basura electrónica, por lo que tiene interés en diseñar un plan para tratar esos residuos, ya que esperan poner en marcha la planta de desechos en la zona 2 de Xela, y no descartan que llegue basura electrónica.

“Para ese tipo de productos no tenemos un lugar determinado para el almacenamiento o resguardo. Hay algunas personas  que se dedican a recolectar ese tipo de artículos para sacarles piezas o componentes que son reutilizables”, dijo.

Contenido relacionado

>¿Qué hacer con la basura tecnológica?

>Xela produce más basura y vecinos no tiene cultura de reciclaje

>Comuna de Xela regula tasas por servicio de recolección de desechos