Quetzaltenango

Casa Noj: 10 años de promover el arte y cultura en Quetzaltenango

Promover el arte y la cultura ha sido el pilar fundamental del centro Casa No´j, que llega a sus 10 años de fundación en Xela. 

Por María José Longo

Un mural en el patio de Casa No'j es parte de las obras de arte que pueden observarse en el lugar. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Un mural en el patio de Casa No'j es parte de las obras de arte que pueden observarse en el lugar. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Como parte de la celebración de su décimo aniversario, el centro cultural ha preparado una ceremonia maya, la cual se hará el próximo sábado en sus instalaciones, en la zona 1.

“Hemos fusionado el emprendimiento con el arte e incluimos a los artistas cuya creatividad ha destacado en la tecnología, por lo que a partir del sábado comenzarán las actividades de la primera década del centro cultural”, comentó Heidy Cabrera, coordinadora intercultural.

Durante el año habrá exposiciones de pinturas y varias actividades como parte de la primera década de este centro cultural que ha reunido a artistas locales, nacionales y extranjeros.

“Casa No´j está basada en tres fundamentos, difusión, descentralización y apoyo a la cultura. Durante estos 10 años hemos visto como el arte provoca cambios. Además, queremos que este centro sea un cimiento para las próximas generaciones”, dijo Fabricio Amézquita, encargado de la gestión cultural y producción artística.

Casa No´j está en el Centro Histórico de Xela y es un espacio para promover el arte y la cultura de la ciudad. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Casa No´j está en el Centro Histórico de Xela y es un espacio para promover el arte y la cultura de la ciudad. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

A pesar del bajo presupuesto asignado por la comuna, el lugar se ha mantenido durante una década en la que ha dado espacio a los artistas tradicionales y reconocidos de la ciudad.

“Ha sido una combinación, seguimos trabajando con los artistas tradicionales, pero también le damos importancia a las nuevas generaciones”, destacó Amézquita.

Uno de los retos para el centro cultural es incrementar la participación de la población en las actividades culturales.

“Es un poco incoherente que los quetzaltecos se digan sentir orgullosos de ser parte de la cuna de la cultura, pero no asisten a las actividades que se hacen”, enfatizó el gestor.

Para Misael Hernández, director municipal de Cultura, la casa tiene dos retos; el primero los recursos y el segundo normar las actividades para que se respete el espacio para el que fue creado, y que los artistas puedan participar en el proceso que se necesita para las galerías de arte.

En el centro cultural hay tres galerías de arte para que los artistas puedan exponer sus obras. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
En el centro cultural hay tres galerías de arte para que los artistas puedan exponer sus obras. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

“Uno de los retos ha sido normar el tipo de actividades que se hacen en los salones, para que sean eminentemente de carácter cultural”, refirió Hernández, quien también indicó que en el 2017 el centro cultural logro ejecutar más del 5 por ciento de su presupuesto, que era lo que invertían en años anteriores. 

“Este año se tuvo un incremento del presupuesto a Q58 mil, antes eran Q8 mil. Además, se ejecutó el total para protocolo para atenciones en galerías y cocteles. Ahora, con el aumento utilizaremos para reparar la infraestructura”, manifestó Hernández.

La poeta María Elena Marroquín comentó que el centro cultural ha sido un espacio para el desarrollo de los artistas quetzaltecos y extranjeros.

“Desde su surgimiento ha sido un espacio muy importante para el fomento del arte y la cultura en Quetzaltenango, cada director o administración le ha puesto su toque para llegar a diferentes sectores y segmentos, ya sea adulto o infantil. La proyección de la casa ha sido bastante buena y es un espacio para ver cómo pensamos, cómo somos y qué manifestamos”, explicó la escritora.