Quetzaltenango

El Concejo de Xelajú aprueba plan de invierno

El Concejo de Xelajú aprobó el plan de invierno 2017 presentado por Hugo Urízar, jefe de Gestión de Riesgos de la Municipalidad de Quetzaltenango, con el cual se pretende mejorar la capacidad de respuesta en emergencias, aunque no hay fondos para que opere.

Por María José Longo

Hugo Urízar, jefe de Gestión de Riesgos de la Municipalidad de Quetzaltenango, durante presentación del plan de invierno ante el Consejo. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Hugo Urízar, jefe de Gestión de Riesgos de la Municipalidad de Quetzaltenango, durante presentación del plan de invierno ante el Consejo. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Entre los puntos planteados en el plan de invierno está la organización de vecinos para trabajar de forma conjunta con la comunidad y sociedad civil los diferentes tipos de alerta y sus definiciones, así como la regulación de construcciones, entre otros.

El concejal Roberto Soto señaló que uno de los principales inconvenientes es que en el  momento de una emergencia es la falta de recursos económicos.

“No hay dinero para combustible y así como van a salir los vehículos necesarios para ayudar a la población. Si no hay dinero para eso y para la comida, cómo vamos a responder adecuadamente”, señaló Soto.

Ante el cuestionamiento, Urizar indicó que en el presupuesto se encuentra el renglón 911, que prevé la suma de Q200 mil para actividades de prevención y  reacción, pero que uno de los problemas ha sido que se tiene en papel pero no en físico.

En época de lluvias varios sectores de Xelajú se inundan. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
En época de lluvias varios sectores de Xelajú se inundan. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

“Si se tiene solo en el papel es porque desde la administración anterior se acordó que  se tuvieran específicos para diferentes actividades, pero no se tiene porque lo que hacemos en caso de emergencia es buscar los recursos entre todas las dependencias”, explicó.

Vecinos responden

En cuanto a la capacidad de respuesta de la comuna y al tiempo en que se atienden las emergencias, Urizar señaló que dependerá de diferentes factores entre la población y que son los vecinos los primeros en responder, por ello la necesidad de tener acercamiento.

Agregó que el tiempo para reunir a las autoridades de la comuna y el personal puede variar entre 35 y 40 minutos, pero si ellos constatan rápidamente que sus familiares están bien, entonces pueden reunirse en solo 15 minutos.

Otro de los puntos fue la regulación de la construcción de viviendas, lo cual según Urízar se hace junto al Plan de Ordenamiento Territorial, ya que es importante prevenir esta acción en lugares de riesgo como zanjones.

“Hay que recordar que ante cualquier inconveniente es la autoridad competente la responsable, en este caso el concejo y el alcalde, por esa razón es necesario prevenir para evitar dificultades”, señaló Urízar.