Quetzaltenango

El gobernador habría querido disponer de donativos de los quetzaltecos

Personas que ayudan en el centro de acopio de Quetzaltenango manifestaron que el gobernador Juan Rosales quiso disponer de los donativos que entregaron los quetzaltecos para los damnificados por la erupción del Volcán de Fuego, cómo que fueran del Gobierno.

Por María José Longo

Voluntarias ayudan a clasificar los productos que se encuentran en el centro de acopio de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Voluntarias ayudan a clasificar los productos que se encuentran en el centro de acopio de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

“No lo vamos a permitir, todo lo que se ve aquí lo trajo la sociedad civil y la sociedad civil va a decidir quién lo lleva y quien lo entrega, que el señor gobernador se vaya a otro lado, no vamos aceptar que venga aquí a dar órdenes, porque no está en el patio de su casa ni en el potrero que él tiene, estoy hablando como un quetzalteco digno”, expresó Gilmar Alpírez, voluntario.

Según Alpírez, fue indignante y molesto que la noche del viernes el gobernador quisiera disponer de las cosas que saldrían, y las que no, del centro de acopio ubicado en la Escuela Nacional de Ciencias Comerciales de Occidente (Enco), zona 3 de Xela.

“Me di cuenta de que lo que ellos quieren es embalar las cosas con las bolsas donde dice Gobierno de Guatemala”, relató el voluntario, quien aseguró que no permitirá situaciones como esta porque es un quetzalteco indignado que está preocupado por las personas que sufrieron en la catástrofre. “No fueron pollos los que murieron, fueron personas y las que vivieron no tienen qué comer”, resaltó.

Otros voluntarios manifestaron que el gobernador quiso dar órdenes y disponer de los recursos que están en el centro de acopio, pero que han sido donados por la población. Lamentaron que este momento se quiera utilizar para plataformas políticas, cuando las personas están sufriendo.

Vea también: Sobrevivientes relatan horas de angustia en espera de rescatistas

Desde el pasado fin de semana se habilitó el lugar para recibir las donaciones, al principio estuvo a cargo del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), que está coordinado por gobernador, pero esta mañana tomó el control el Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

Dorian Rodríguez, coordinador departamental del Mides, confirmó que fue un hecho real que el gobernador quiso dar instrucciones en cuanto a lo que se encuentra en el centro de acopio.

Según Rodríguez, desde el viernes empezaron el traslado de lo recaudado hacia Escuintla y Sacatepéquez, incluyendo 12 ataúdes, medicinas, víveres, ropa, entre otros productos donados.  “El gobernador activó el COE; sin embargo, quiero aclarar que el Mides es el ente rector de los centros de acopio y aquí estamos, el gobernador ha colaborado, ha sido complicado, pero seguimos en pie de lucha”, indicó.

Área donde se almacenan medicamentos recibidos en el centro de acopio de Quetzaltenango. Hasta ahora se ha enviado un picop con parte de lo donado. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Área donde se almacenan medicamentos recibidos en el centro de acopio de Quetzaltenango. Hasta ahora se ha enviado un picop con parte de lo donado. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Al consultarle al delegado sobre la disposición del gobernador y si era cierto que había ordenado que no saliera de la Enco ni un solo producto, según se informó en redes sociales, respondió, “exacto”, luego explicó que él estaba en la capital, pero retornó con la orden de minimizar la cantidad de producto almacenado y trasladarlo a los centros de acopio.

Lea también: San Miguel los Lotes queda inhabitable

El gobernador asegura que nada es cierto y que él nunca dio órdenes sobre lo recaudado en el centro de acopio. “Falso, fíjese que la coordinación de todo lo que está llegando al centro de acopio es el Mides”.

Al ser cuestionado sobre los señalamientos de querer utilizar las donaciones para colocarlas en bolsas con identificación del Gobierno de Guatemala, Rosales respondió: “No, no, no, es falso; de ninguna manera”.

Estos son algunos de los víveres que la población quetzalteca ha donado en el centro de acopio de Xela. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Estos son algunos de los víveres que la población quetzalteca ha donado en el centro de acopio de Xela. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Pobladores que han donado víveres consideran que es un abuso y un acto de maldad de los gobernantes querer utilizar este momento de tragedia para sus actividades políticas.

“Lo que uno dona lo hace desde el corazón y con sacrificio, pero hay que ser muy descarado y un monstruo de persona para no entregar todo a las víctimas, es un acto deshumano de los funcionarios y empleados públicos que no entregan todo lo que sus hermanos guatemaltecos les enviamos”, dijo Rosales.

Los voluntarios también manifestaron su repudio contra el actuar que ha tenido el Gobierno en esta tragedia. Además, expresaron su desconfianza sobre las cifras oficiales y que consideran que los muertos son muchos más de los informados.

Contenido relacionado

> Temen que se politicen donativos para damnificados por la erupción

> La última conversación de don Concepción con su hijo

> La despedida anticipada de un bombero