Quetzaltenango

Familias limpian cementerio en Xelajú

Quetzaltecos aprovechan este domingo y en familia se acercan al cementerio general para limpiar panteones, previo a los días de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos, el 1 y 2 de noviembre próximos. 

Por Carlos Ventura

Familias limpian tumbas de sus parientes en el Cementerio General de Quetzaltenango, previo al Día de Todos los Santos y al Día de los Fieles Difuntos. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
Familias limpian tumbas de sus parientes en el Cementerio General de Quetzaltenango, previo al Día de Todos los Santos y al Día de los Fieles Difuntos. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)

Efraín Sacalxot llegó acompañado de su esposa para limpiar el nicho donde yacen los restos de sus progenitores y de un su hijo.“Entre semana no hay tiempo para venir al cementerio y hoy que es domingo, y para cambiar un poquito la rutina, venimos a pintar para que el 1 de noviembre uno no esté corriendo”, expresó.

El Cementerio General de Quetzaltenango se observó lleno este domingo, poco más de 15 días antes de conmemorar los días de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos.

Familias enteras visitaron el lugar para preparar los nichos y tumbas que serán visitadas en noviembre. Abuelos, padres e hijos portaban cubetas, tinajas, botes de pintura y otros enseres para realizar las tareas de limpieza y remozamiento.

El vecino Ricardo López, explicó que durante la mañana y tarde vio a muchas personas llegar para limpiar y pintar varios sectores.“Parecía mercado el cementerio, hay mucha gente que venimos a quitar la grama y ver si el panteón necesita alguna pasada de pintura. Es alegre, hay mucha gente que venimos a ver a nuestros seres queridos”, manifestó.

Barriletes

Mientras algunos padres de familia limpiaban nichos y mausoleos, algunos niños volaban barriletes para aprovechar el viento que se ha empezado a sentir en los últimos días.

Quetzaltecos limpian tumbas en el cementerio general, previo a la conmemoración de los días de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
Quetzaltecos limpian tumbas en el cementerio general, previo a la conmemoración de los días de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)

Luis López, de 12 años, dijo que cada vez que su abuelo le dice que van a asistir al campo santo aprovecha a volar su cometa. “Ya es época del barrilete. A mí me gusta venir al cementerio con mis papás y abuelos, y ya cuando terminen por la tarde nos vamos. Cuando es el mero día –Fieles Difuntos- ahí venimos desde la mañana y nos vamos entrando la noche y se ven muchos niños volar barrilete”, manifestó.

De acuerdo con los registros del cementerio general, un promedio de cien mil personas asisten durante los dos días en que se visitarán a los familiares fallecidos, tanto en el sector privado como en el lugar conocido como la loma.

Para esos días, las ventas de flores aumentan en los mercados. Algunos productores de flores perdieron sus cultivos con las lluvias. Sin embargo, otros volvieron a sembrar y esperan obtener su producto para comercializarlo en las referidas fechas.

Quetzaltecos asisten al cementerio general, previo a la conmemoración de los días de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
Quetzaltecos asisten al cementerio general, previo a la conmemoración de los días de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)