Quetzaltenango

Inhuman en Xela a maestro distinguido

Decenas de personas acudieron este sábado al sepelio de Humberto Miranda Fuentes, quien dedicó su vida a enseñar a las nuevas generaciones. El maestro nació en San Marcos, pero se desnvolvió en Quetzaltenango la mayor parte del tiempo, por lo que es reconocido por los quetzaltecos. 

Por Fred Rivera

Familiares, amigos y estudiantes de Humberto Miranda Fuentes le dan el último adiós en el cementerio de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)
Familiares, amigos y estudiantes de Humberto Miranda Fuentes le dan el último adiós en el cementerio de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)

El sepelio fue en el Cementerio General de Quetzaltenango, donde los restos del docente fueron despedido por directores, familiares y quetzaltecos en general.

Miranda Fuentes se desempeñó durante 65 años en el magisterio, laboró en San Marcos y luego fue director del Instituto Normal Gabriel Arriola Porres (INEGAP) y fundador de la Escuela de Hogar y la Escuela de Educación Física de Quetzaltenango. 

Por sus méritos alcanzados nombraron la Escuela de Educación Física de Quetzaltenango como Humberto Miranda Fuentes.

Humberto Miranda Fuentes, maestro quetzalteco destacado. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)
Humberto Miranda Fuentes, maestro quetzalteco destacado. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)

También fue presidente de la Asociacion Magisterial Quetzalteca (AMQ) y recibió la orden Francisco Marroquín, máxima condecoración que el Estado de Guatemala otorga a docentes destacados.

Estuardo Miranda, hijo de Humberto, dijo que su papá les dio siempre buen ejemplo y realizó varios aportes a la educación de Guatemala.

Humberto Miranda es padre del mártir universitario Willie Miranda, por quien la Asociación de Estudiantes del Centro Universitario de Occidente lleva su nombre, y del activista social Estuardo Miranda y abuelo del gestor cultural Donald Urizar Miranda.

Durante su trayectoria recibió varios reconocimientos entre ellos fue nombrado Quetzalteco de Corazón por el periódico elQuetzalteco.

Maestros y alumnos lamentan el fallecimiento de Miranda, pero valoran el trabajo y el legado que deja a la educación.