Quetzaltenango

Promueven desarrollo tecnológico en Xelajú a través del Fab Lab

Guatemala cuenta con uno de los 169 Laboratorios de Fabricación (Fab Lab, en inglés) que funcionan en el mundo, el cual se ubica en Quetzaltenango y tiene como objetivo facilitar el acceso a la tecnología digital.

Por María José Longo

Vecinos desarrollan su capacidad de crear en el Fab Lab de Xela, el único que funciona en Guatemala y el cual está abierto al público en general. (Foto María José Longo)
Vecinos desarrollan su capacidad de crear en el Fab Lab de Xela, el único que funciona en Guatemala y el cual está abierto al público en general. (Foto María José Longo)

La Granja es un espacio donde se llevan a cabo talleres para empoderar a la población en tecnología digital, la cual, combinada con el arte, sirve para desarrollar muebles y otros objetos novedosos, además de promover la creación de dispositivos electrónicos y su fabricación.

Los Fab Lab son una red global que proporciona acceso abierto a medios modernos de invención. En el mundo funcionan mil 169, y Guatemala cuenta con uno, que está en Quetzaltenango.

“Lo que buscamos es hacer accesible la tecnología a todas las personas, empezamos con el proyecto para que la ciudad tenga un espacio alternativo y complementario a instituciones educativas”, indicó Luis Castillo, arquitecto urbanista y fundador del proyecto en Guatemala.

Para interesar a pobladores locales en la tecnología, el Fab Lab de Xela brinda talleres, laboratorios y cursos en un espacio creado para 60 personas, con lo cual promueven en los participantes el desarrollo de la tecnología y no solo su consumo.

Para todo público

“Se busca no solo dedicarse a universitarios sino también a artesanos, artistas, obreros, empresarios, todas las personas que deseen desarrollar soluciones a temas locales con la tecnología”, expuso Castillo.

Uno de los componentes del Fab Lab en Quetzaltenango es la creación de muebles y otros objetos como prototipos, e incluso dinosaurios armables para niños. Se trabaja con madera, plástico, vidrio y lámina.

Reconocimiento

La Granja cuenta con dos acreditaciones internacionales, una de la Fab Fundation, que acoge a todos los laboratorios del mundo, y la otra de la Open Desk, sobre la fabricación y diseño de muebles.

El Faba Lab cuenta con área para niños en donde también pueden hacer uso de las herramientas para desarrollar su capacidad inventiva. (Foto María José Longo)
El Faba Lab cuenta con área para niños en donde también pueden hacer uso de las herramientas para desarrollar su capacidad inventiva. (Foto María José Longo)

Los obstáculos económicos que han enfrentado en estos cuatro años, afirma Castillo, ha sido lo más difícil, no obstante, el sueño de promover la tecnología en la ciudad lo motiva a seguir adelante, ya que, afirma, las universidades carecen de espacios adecuados para fomentar el desarrollo tecnológico.

“Nuestro medio es complicado cuando no se acceden a fondos nacionales o de la cooperación internacional”, asegura.

Desarrollan dispositivo

Con la ayuda de dos universitarios, en el Fab Lab de Xela se desarrolló un dispositivo electrónico con varios sensores que permite registrar las condiciones ambientales, mide la temperatura, humedad, calidad del aire y la luminosidad del ambiente.

El invento podría ser de utilidad para ingenieros, arquitectos y agricultores que necesiten saber las condiciones climáticas, el sueño es que en escuelas y universidades tengan un instructivo de cómo desarrollar el dispositivo y puedan hacerlo.

“En Xela hay mucho potencial, por lo que se necesitan de este tipo de espacios. Los jóvenes ya traen todo esto en su ADN, están pensando es dispositivos, en aplicaciones, en robótica”, afirmó Castillo.