Quetzaltenango

Sismo daña planteles educativos en Quetzaltenango

La Dirección Departamental de Educación (Dideduc) de Quetzaltenango ha evaluado el 99% de  los daños ocasionados por el sismo del miércoles último a la infraestructura educativa.

Por María José Longo

El techo de varias aulas del Invo, en Xelajú, se cayó y las paredes quedaron agrietadas. Ese edificio fue declarado monumento histórico del país en 1972. Foto Prensa Libre: María José Longo.
El techo de varias aulas del Invo, en Xelajú, se cayó y las paredes quedaron agrietadas. Ese edificio fue declarado monumento histórico del país en 1972. Foto Prensa Libre: María José Longo.

Hasta ayer se contabilizaban 69  edificios  escolares públicos afectados, más del 50% de estos tienen daños moderados y severos, por lo que en ellos continúan suspendidas las clases.

Carlos López, director  departamental de Educación, indicó que  las escuelas e institutos donde hubo  desprendimiento del techo, caída de muros perimetrales y grandes grietas en las paredes fueron clasificados como inmuebles con daños moderados y severos.

Carlos López, director  departamental de Educación

“Se  reanudarán las clases en  los edificios  que no tienen daños, porque hay que cumplir con los 180 días de clases. Pero en el caso de los que tienen daños  moderados y severos, que son 44 de los 69 evaluados, continúa la suspensión de clases, ya que es una tarea titánica la evaluación de los daños para ver qué tipo de ayuda se dará”.

“Se  reanudarán las clases en  los edificios  que no tienen daños, porque hay que cumplir con los 180 días de clases. Pero en el caso de los que tienen daños  moderados y severos, que son 44 de los 69 evaluados, continúa la suspensión de clases, ya que es una tarea titánica la evaluación de los daños para ver qué tipo de ayuda se dará”, comentó López, quien no pudo precisar  fecha  de retorno a clases.

El más dañado

De acuerdo con la Dideduc,  el edificio con  daños más severos  es el del Instituto Normal para Varones de Occidente (Invo), que tiene 145 años de historia  y alberga a estudiantes de dos jornadas, así como a los 200  universitarios del profesorado en Primaria Intercultural y en Productividad y Desarrollo, y este año se gradúa la primera promoción.

Al ser consultado sobre el retorno a  clases en ese instituto,  López señaló  que es   difícil que se reanuden el próximo lunes, por los daños. Uno de los talleres de carpintería quedó destruido y otras aulas  no tienen techo. Maestros del Invo expresaron  preocupación por los  daños en el edificio y manifestaron que todas las aulas tienen grietas en las paredes, por lo que son un riesgo para los estudiantes. Además, señalan que desde hace más de 20 años no se hacen mejoras en la infraestructura.

“Estamos acompañando a la autoridades y esperando que den una solución. Hay daños que están desde el  terremoto del 2012,  pero en esa ocasión no se logró nada para solucionarlos, aunque también los  visitaron. Me da pena decirlo, pero hasta que se agravó el problema y ocurrió esto se preocuparon, y es por eso que ahora están aquí”, expresó Juan Pablo Ixcot, director del Ineb-Invo.

Ixcot agregó que es urgente que se retiren las partes dañadas y se les den instrucciones sobre las medidas que deben tomar para prevenir tragedias.

Personal de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres  hizo una inspección junto a las autoridades de la Dideduc y de la Cruz Roja, y recomendaron que se desconecte la energía eléctrica para prevenir siniestros en las aulas donde se desprendió el techo, pues  la lluvia puede dañar los cables.

También prohibieron  el ingreso de particulares  en aulas con  daños críticos, y permitirlo solo a personal de  instituciones gubernamentales.

El INVO fue declarado en 1972 como un monumento histórico del país, 45 años después sus paredes presentan grietas. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
El INVO fue declarado en 1972 como un monumento histórico del país, 45 años después sus paredes presentan grietas. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Dejarán tareas

Mientras se concluye  la evaluación de daños en  edificios  con deterioro moderado y severo, el director departamental de Educación de Quetzaltenango  dijo que  se coordinará con  supervisores y personal docente  para crear estrategias, como tareas para que los estudiantes hagan en casa, lecturas, o  trabajos de campo.

En Quetzaltenango los planteles más dañados se ubican en la cabecera,  pero también fueron afectados algunos  en Colomba, Coatepeque, Flores Costa Cuca y Génova.

Un grupo de estudiantes del Invo se reunió frente a la comuna para exigir atención a los daños del edificio y que sea reparado.

El INVO alberga  a mas de mil estudiantes del ciclo Básico, Diversificado y universitarios. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
El INVO alberga a mas de mil estudiantes del ciclo Básico, Diversificado y universitarios. (Foto Prensa Libre: María José Longo)