Quetzaltenango

Usuarios de ruta entre Xelajú y Retalhuleu  exigen reparación

Conductores de vehículos se quejan del  pésimo estado de la ruta  que causa percances y propicia asaltos.

Por Carlos Ventura

Un enorme agujero se observa en un sector de la ruta Cito-Zarco. La Gobernación Departamental solicitó la reparación, pero no obtuvo respuesta antes de Semana Santa. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
Un enorme agujero se observa en un sector de la ruta Cito-Zarco. La Gobernación Departamental solicitó la reparación, pero no obtuvo respuesta antes de Semana Santa. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)

Usuarios de la ruta que conduce de Quetzaltenango a Retalhuleu  exigen a las autoridades la reparación de esa carretera y el control de vehículos para evitar trágicos sucesos durante la Semana Santa, ya que por esa vía transitan cientos de automóviles  en estas fechas.

Pilotos se quejan de que por esa ruta, que conecta el altiplano con la zona costera, circulan picops sobrecargados.

“Veo  pasividad en las autoridades para controlar ese mal —vehículos sobrecargados—. Deberían hacerlo antes de que ocurra una tragedia”, expresó Basilio Rodríguez, piloto.

Rodolfo Gómez, conductor de bus extraurbano, expuso que a diario muchos pilotos de picops trasladan personas en vehículos que no son aptos para pasajeros lo cual “es una competencia desleal y la DGT (Dirección General de Transporte) nada hace”.

Ciro Camey, socorrista de Bomberos Voluntarios de Quetzaltenango, confirmó que la ruta Cito-Zarco es una de las más peligrosas de Quetzaltenango. En esa carretera han muerto alrededor de un centenar de personas  desde el 2005, por la falta de señalización y que la ruta está en pésimas condiciones.

“Vemos con preocupación que existen muchos pilotos que usan vehículos no aptos para pasajeros. En el lugar conocido como Los Pirineos las curvas son muy peligrosas y han fallecido muchas personas”, expuso el socorrista.

Pilotos que utilizan la ruta de Retalhuleu a Quetzaltenango deben esquivar la gran cantidad de hoyos que hay en carretera, lo que ha causado accidentes. Alrededor de 100 personas han muerto desde el 2005, según cuerpos de socorro. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
Pilotos que utilizan la ruta de Retalhuleu a Quetzaltenango deben esquivar la gran cantidad de hoyos que hay en carretera, lo que ha causado accidentes. Alrededor de 100 personas han muerto desde el 2005, según cuerpos de socorro. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)

Asaltos

El mal estado de la carretera también ha sido aprovechado por asaltantes ya que,  según usuarios, en ciertos tramos se debe conducir muy despacio para esquivar los hoyos y por la escasa presencia de la Policía.

“Esa ruta está en pésimas condiciones, viajar de noche es peligroso porque podrían asaltar a tripulantes de vehículos, ya que no se puede ir rápido por tantos hoyos”, dijo Gonzalo Rojas,  conductor que usa la ruta con frecuencia.

Gestión sin respuesta

La gobernadora departamental de Quetzaltenango, Claudia Ávila, aseguró que ha solicitado al Ministerio de Comunicaciones la reparación de la vía, pero no se obtuvo respuesta  positiva antes de la Semana Santa. Respecto a la inseguridad en la ruta, Jorge Lara, comisario y jefe de la Policía Nacional Civil de Quetzaltenango, aseguró que no han tenido reportes de asaltos, debido a la desarticulación de bandas que se dedicaban a asaltar a los transeúntes. Añadió que reforzarán la seguridad, ya que “muchas personas viajarán a la costa o a los parques del Irtra”.

Los usuarios exigen el control de picops que trasladan pasajeros en lugares no adecuados y aumentan el riesgo. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura).
Los usuarios exigen el control de picops que trasladan pasajeros en lugares no adecuados y aumentan el riesgo. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura).