Quiché

Trabajadoras de hospital de Joyabaj dejan de lavar ropa a mano

Para exigir a las autoridades solucionar las carencias en la lavandería del Hospital Nacional de Joyabaj, Quiché,  el personal decidió dejar de lavar a mano la ropa de los pacientes y de cama del hospital, como lo vienen haciendo por más de un mes, tras el colapso de la única lavadora.

Por Héctor Cordero

Las encargadas de la lavandería del hospital dejaron la ropa sucia acumulada en el piso para exigir a las autoridades la reparación de la lavadora. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Las encargadas de la lavandería del hospital dejaron la ropa sucia acumulada en el piso para exigir a las autoridades la reparación de la lavadora. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

Un trabajador que prefirió no dar su nombre dijo que la falta de acción de las autoridades del hospital motivó a que los cuatro encargados de la lavandería tomaran la decisión de ya no lavar la ropa a mano.

“Desde que colapsó la lavadora le informamos a la directora Marina Méndez, pero lamentablemente no hemos tenido respuesta  y tememos que suceda lo mismo que con la anterior lavadora que colapsó desde hace dos años y nunca se reparó”, expresó.

Manifestó que hace unos días llegó un técnico con el objetivo de reparar la lavadora pero no lo logró, por lo que se vieron en la necesidad de lavarla a mano exponiéndose a contagiarse de alguna enfermedad, porque la ropa es de pacientes que se desconoce qué enfermedades poseen, o es ropa ensangrentada.

Afirman que a pesar de las medidas de precaución que toman se mantiene el temor.

Reparar

Marina Méndez, directora del hospital, dijo que la lavadora estaba en reparación pero que el técnico encargado  le informó que el repuesto que se necesita para repararla  no está disponible en Joyabaj  y que se debe esperar por lo menos una semana para adquirirlo en otro lugar.

En el hospital de Joyabaj, Quiché, se atiende a decenas de personas diariamente.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
En el hospital de Joyabaj, Quiché, se atiende a decenas de personas diariamente.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

“Mientras se repara la lavadora se analiza la posibilidad de que los conserjes apoyen en lavar la ropa a mano, tal y como lo vienen haciendo las cuatro trabajadoras encargadas”, indicó.

Méndez manifestó que esta semana se reunió con las lavanderas y les pidió que esperaran hasta el lunes para que el técnico reparará la lavadora, sin embargo, decidieron tomar medidas.

Añadió que la reparación de la lavadora tendrá un costo de Q6 mil y que ya solicitó una lavadora nueva al Ministerio de Salud para el hospital, porque considera que se gasta más en reparaciones que en comprar una nueva.

Agregó que existe otra en el hospital pero desde hace varios años está en desuso porque nunca se pudo reparar.

Denuncias

El exgobernador de Quiché, Clemente De León, dijo durante una visita al  hospital de Joyabaj que las instalaciones están abandonadas y que es necesario invertir en su reparación.

Además comentó que hay denuncias en contra de algunos trabajadores por negligencia médica y por supuestamente haber cobrado a un paciente la donación de sangre.

Práctica

Lavar la ropa manualmente o trasladarla a otros hospitales del país es recurrente en el departamento, pues  personal del hospital regional de Quiché, el más grande del departamento, ha recurrido a la práctica de enviar la ropa sucia a hospitales cercanos para lavarla, porque solo cuenta con una lavadora.