Quiché

Padres de familia colocan candado en escuela para que no ingresen maestros que manifestaron

Un grupo de padres de familia colocó un candado en la puerta de la Escuela Oficial Rural Mixta de Tijom, Nebaj, Quiché, en protesta porque los maestros suspendieron clases durante 25 días, para exigir aumento de salario. 

Por Héctor Cordero

Herrero coloca una estructura de metal para poner un candado en la puerta de la escuela de Tijom, Nebaj, Quiché. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero).
Herrero coloca una estructura de metal para poner un candado en la puerta de la escuela de Tijom, Nebaj, Quiché. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero).

Pedro Ceto, padre de familia, dijo que tomaron esa medida el viernes último porque durante más de dos semanas los docentes no llegaron a impartirle clases a sus hijos; “mientras ellos se divierten en algún lugar nuestros hijos pierden tiempo”, enfatizó.

Ceto añadió que colocaron un candado en la puerta de la escuela para que cuando lleguen los maestros no puedan ingresar y llamen al grupo de padres de familia. “Entonces tomaremos las decisiones que sean necesarias”, puntualizó.

Luis Raymundo, otro padre de familia, afirmó que los maestros les indicaron que manifestaban para obtener la refacción escolar y los útiles escolares, cuando en realidad exigían aumento salarial. 

“Les acaban de dar un aumento y ya quieren otro, no es posible, hay muchos maestros desempleados que necesitan trabajo, por qué no los contratan a ellos”, manifestó Raymundo.

Entregarán copia de llave

Ceto agregó que le entregarán una copia de la llave a los maestros del instituto que funciona por la tarde en el inmueble, porque ellos han cumplido con su trabajo de impartir clases a los de básico. “Los de la tarde merecen estar en la escuela, no los maestros de la mañana que llevan semanas sin llegar al establecimiento”, comentó.

Lea también: Asistir a la escuela en Pixcayá es una odisea

Informó que varios padres de familia analizan en retirar la papelería de sus hijos de la escuela y pedir que finalice el ciclo escolar, pues esperan que el próximo año sean contratados nuevos maestros que tengan el deseo de trabajar. 

Puerta donde fue colocado el candado en la puerta de la escuela de Tijom, Nebaj. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero).
Puerta donde fue colocado el candado en la puerta de la escuela de Tijom, Nebaj. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero).

Culminan manifestación

El viernes último, sindicalistas de Educación acordaron regresar a las escuelas y continuar la próxima semana la mesa de diálogo con el Ministerio de Educación y el Congreso, para resolver el tema del incremento salarial. 

Datos de Quiché

Hember Herrera, director Departamental de Educación, informó que de cinco mil maestros del sector público laboran en Quiché y de esta cifra el 30 por ciento manifestó.

Añadió que en municipios como Nebaj un grupo de maestros apoyó el paro laboral y otro grupo no, lo que causa malestar a los padres de familia, ya que se percataron de que en la escuela de Tijom, los maestros de la jornada matutina suspendieron labores, pero los de la tarde impartieron clases.

Para leer más: Niños que caminan entre el lodo para estudiar reciben botas de hule

Herrera dijo que no pueden comenzar procesos administrativos en contra de los maestros que no llegan a trabajar, porque el Ministerio de Educación está en una mesa de diálogo y hasta que reciban instrucciones podrán actuar.

Se informó que los docentes de Santa Cruz del Quiché, Chichicastenango y Uspantán no suspendieron clases.

Contenido relacionado 

>  Maestros bloquean paso a otros que pretendían dar clases para que apoyen el paro

> Empresarios presentan denuncia contra Joviel Acevedo y piden acciones a la PDH

> Maestros reciben provisiones para continuar plantón en el Mineduc