Retalhuleu

Competencia de lanchas causa la muerte de una niña y un adulto

La imprudencia de dos jóvenes que competían a excesiva velocidad en dos embarcaciones en Manchón Guamuchal, Retalhuleu, ocasionó una colisión, donde murió una niña de 7 años y un adulto.

Por Rolando Miranda

Vecinos intentaron brindarle primeros auxilios a la menor, pero falleció instantáneamente. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Vecinos intentaron brindarle primeros auxilios a la menor, pero falleció instantáneamente. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Nicol Genova Rodríguez Pelén y José Andrés Rivera Gonzales, 66, murieron luego del choque de las dos embarcaciones, mientras Olga Carina Vásquez, 30, y Salomé Rodríguez Pelén, 3, fueron trasladadas con vida al Hospital Nacional de Retalhuleu.

Familiares de Rivera indicaron que él se dedicaba a efectuar viajes en lancha, por lo que trasladaba a Vásquez y a las dos hermanas, pero lamentablemente la irresponsabilidad de los jóvenes por competir en el mar, causó la tragedia.

“Ellos iban para El Chico, pero una las lanchas tiburoneras los chocó”, relató uno de los familiares.

Vecinos comentaron que observaron el choque de las lanchas y cuando intentaron auxiliar a las personas, la menor ya había muerto; sin embargo, llevaron a Rivera al centro asistencial, pero falleció en el camino.

La Policial Nacional Civil (PNC) informó que los responsables huyeron del lugar, pero tienen pistas que una de las lanchas se dirigió a la playa de Ocós, San Marcos.

“Hasta el momento tenemos información que uno de los presuntos responsables se llama Carlos López, alias el Pelón, y se coordinó con policías de la región para tratar de ubicarlo”, expresó el subcomisario Byron Loayes.

La embarcación en la que se trasladaban las personas fue impactada por otra, el conductor huyó del lugar. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
La embarcación en la que se trasladaban las personas fue impactada por otra, el conductor huyó del lugar. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Gilberto Rivera, hermano del fallecido, comentó que él 45 años de dedicarse a trasladar turistas a las comunidades cercanas al estero y lamentaba lo sucedido, porque fue un accidente que se pudo evitar.

“Nos enteramos que dos jóvenes hacían competencia y colisionaron con la lancha de mi hermano. No solo le quitaron la vida a él sino también a una niña de 7 años, que tenía un futuro por delante. Pedimos a las autoridades que hagan justicia”, expresó Rivera.

Vecinos de la menor comentaron que las hermanas retornaban a su vivienda, ya que habían ido a comprar productos de la canasta básica.

Familiares de la fallecida levantaron el cadáver y lo llevaron a su vivienda.