Retalhuleu

Dan último adiós a primera víctima del fuerte temblor

Con lágrimas y gritos familiares, amigos y vecinos le dieron el último adiós a Juan Francisco Esteban Javier, de 30 años, quien fue la primera víctima en Retalhuleu del sismo de 6.6 grados, del pasado miércoles.

Por Rolando Miranda

El sepelio de Juan Francisco Esteban Javier recorrió las calles de San Sebastián, Retalhuleu. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
El sepelio de Juan Francisco Esteban Javier recorrió las calles de San Sebastián, Retalhuleu. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

El sepelio recorrió este jueves las principales calles de San Sebastián, donde al menos 300 vecinos acompañaron a la familia, quienes les brindaron el apoyo moral a padres y hermanos de la víctima.

Esteban fue enterrado en horas de la tarde en el Cementerio General de San Sebastián, Retalhuleu, en donde al ritmo de las melodías folclóricas del tambor y la chirimía familiares le dieron cristiana sepultura. 

Juan Francisco Esteban se dedicaba a la carpintería. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Juan Francisco Esteban se dedicaba a la carpintería. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Rubén Javier, tío de Juan Francisco, indicó que con mucho dolor le dio el último adiós a su sobrino y extrañara los momentos alegres que pasó con él, principalmente verlo en las actividades culturales de su municipio.

José Sum indicó que Juan Francisco era un hombre trabajador y eran compañeros en su taller de carpintería, y siempre decía que quería aprender todas las técnicas para trabajar la madera y ser un carpintero reconocido.

“Además de ser carpintero soy el representante de la cofradía de San José Patriarca y nos hará mucha falta Juanito como cariñosamente le decíamos, porque él llevaba 10 años de ser el encargado de quemar el torito de juegos pirotécnicos en las actividades culturales”, recordó Sum.

Un vacío en la familia

Esteban Javier ha dejado un vacío en los vecinos de cantón Paoj, San Sebastián, quien será recordado por su peculiar sonrisa y sus ganas de convertirse en un carpintero de prestigio.

Él falleció cuando los escombros de adobe de la iglesia Santa Lucía se desplomaron, a consecuencia del temblor de la madrugada del miércoles último. 

Familiares de Esteban indicaron que él era un joven sonriente y le gustaba participar en las actividades religiosas y culturales del municipio, además tenía la ilusión de profesionalizarse en el arte de carpintería.

José Esteban padre de Juan Francisco, comentó que al sentir el temblor se asustaron pero la noticia que recibió minutos después fue devastadora y sintió que el mundo se le derrumbo al escuchar gritos de un vecino indicando que su hijo había quedado atrapado en los escombros. 

Vecinos dieron el último adiós a primera víctima del temblor del miércoles. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Vecinos dieron el último adiós a primera víctima del temblor del miércoles. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

“Al ver a mi hijo tirado se me desgarró el corazón y teníamos la esperanza que viviera, pero desafortunadamente las heridas eran de gravedad y falleció al ingresar al Hospital Nacional de Retalhuleu. Ahora ya no voy a escuchar esos gritos de alegría”, expresó el progenitor.

Vecinos relataron que Esteban siempre decía que quería profesionalizarse en la carpintería, porque era un arte hermoso que no cualquiera podía tener el privilegio de moldear la madera a su antojo.