Retalhuleu

Hijos luchan hasta el último momento para apoyar a su madre con cáncer, pero enfermedad les ganó la batalla

Rosa Marroquín, de 56 años, quien padecía de cáncer en la piel, falleció el jueves último en Champerico, Retalhuleu, rodeada del apoyo de sus hijos, quienes hicieron lo posible para aliviar sus dolores, incluso pedían dinero en el mercado para costear su tratamiento.  

Por Rolando Miranda

Una de las hijas de Rosa Marroquín lamente el deceso. El cadáver permanece en una hamaca. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda).
Una de las hijas de Rosa Marroquín lamente el deceso. El cadáver permanece en una hamaca. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda).

El último intento para ayudar a Marroquín fue publicar fotografías de ella en redes sociales, para que internautas vieran la publicación y apoyaran con lo que pudieran; sin embargo, el jueves último perdió la batalla contra la enfermedad y murió. 

Familiares indicaron que desde hace dos años hacían lo posible para comprarle medicamentos, pero el tratamiento para un mes oscilaba entre los Q3 mil.

Rosa Escobedo, hija de la fallecida, recordó que anteriormente su mamá trabajaba como costurera para conseguir recursos económicos y sacar adelante a ella y a sus hermanos.

Recordó que Marroquín comenzó con dolores en el cuerpo y al efectuarles exámenes, médicos indicaron que padecía de cáncer en un brazo y la espalda.

“Hicimos todo lo posible para comprar medicamentos, vendimos algunos bienes e incluso pedimos dinero en las calles, para seguir pagando los tratamientos de mi mamá, pero cada día empeoraba de su salud”, manifestó Escobedo.

Esfuerzo de hijos

María Elena Marroquín, hermana de la fallecida, dijo que sus sobrinos hicieron lo posible para ayudarla, e incluso pedían dinero en el mercado para comprar medicamentos.

“En Champerico no hay empleo y los hijos de mi hermana se las ingeniaban vendiendo leña o hacer trabajos domésticos para ganar dinero y pagar la renta de la vivienda donde viven y comprar la medicina”, resaltó Marroquín.

La máquina de coser que usaba Rosa Marroquín para agenciarse de fondos y sacar adelante a sus hijas. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda).
La máquina de coser que usaba Rosa Marroquín para agenciarse de fondos y sacar adelante a sus hijas. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda).