San Marcos

Ataque armado iba dirigido contra agentes antinarcóticos en estado de Sitio

Un agente de la Policía Nacional Civil (PNC) resultó herido en un ataque armado perpetrado por desconocidos en la zona 3 de San Marcos. El hecho lo relacionan con las acciones en contra del narcotráfico que se realizan a través del estado de Sitio, en el que se encuentran erradicando las plantaciones de amapola y marihuana.

Por Whitmer Barrera

Los agentes sometieron al orden a los supuestos delincuentes. Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera.
Los agentes sometieron al orden a los supuestos delincuentes. Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera.

En la 7ª avenida de la zona 3 de la cabecera departamental de San Marcos, agentes de la Subdirección General de Información y Análisis Antinarcótico, frustraron un ataque en contra de elementos de esa institución que se encontraban en el interior de la sede de la Unidad de Prevención del Delito.

A eso de las 20 horas de este martes, al parecer un grupo de hombres fuertemente armados habrían apuntado hacia el interior de la sede policial que se ubica en las instalaciones del Instituto de Fomento Municipal, cuando otros cuatro hombres que se conducían a bordo de un taxi, descendieron para recoger unas armas del vehículo tipo agrícola con intenciones de ingresar a perpetrar el ataque.

En ese momento llego un autobús donde venían unos 40 elementos antinarcóticos que retornaban de los operativos de erradicación de amapola en los municipios de Ixchiguán y Tajumulco, San Marcos, y al observar las armas de fuego, se inició una balacera que dejo herido a un agente de la Policía Nacional Civil.

Posteriormente la camioneta tipo agrícola huyo del lugar y los tripulantes del taxi no lograron escapar y fueron capturados por los agentes de la PNC, sin embargo no se les localizo ninguna arma, ya que se presume que al momento de observar la presencia de los uniformados las habrían dejado en poder de los tripulantes del otro automotor.

El hecho lo relacionan por las acciones en contra del narcotráfico que se realiza a través del estado de Sitio, en el que se encuentran erradicando las plantaciones de amapola y marihuana, ya que en esa sede policial solo permanecían agentes antinarcóticos.

Taxi donde se transportaban los atacantes. Foto Prensa Libre: Bomberos Voluntarios.
Taxi donde se transportaban los atacantes. Foto Prensa Libre: Bomberos Voluntarios.

Un agente que pidió el anonimato, señalo que en el interior de la Unidad de Prevención del Delito, se encontraban 43 agentes que recién finalizaban la cena, cuando escucharon las detonaciones de arma de fuego, “Nosotros acabábamos de cenar cuando escuchamos los balazos y salimos a ver que sucedía, pues se escuchaba atrás de donde nosotros estábamos. Gracias a Dios, no lograron ingresar si no estuviéramos lamentando una tragedia”, aseguro.

Otro elemento señalo que él se dirigía hacia el exterior del edificio cuando observo a las personas armadas por lo que la única acción fue desenfundar su arma de fuego para repeler el ataque, que según él estaba dirigido hacia la institución policial.

Los agentes policiacos que por el momento no han brindado versión oficial del ataque armado, presumen que los delincuentes portaban fusiles de asalto y escopetas calibre 12, extremo que aún se investiga, al igual que la identidad de las cuatro personas que fueron aprendidas.

Otro agente señalo que no existía amenaza de integrantes de las maras, como hace algunos meses, por lo que concluyo que se trata de un ataque relacionado al estado de Sitio que entro en vigencia el pasado 15 de mayo en los municipios afectados por la falta de límites territoriales.

En-la-camioneta-que-se-observa-al-fondo-se-conducian-40-elementos-antinarcoticos-que-fueron-los-que-frustraron-el-ataque-2-1.JPG

Roberto Arreaga, vecino del sector, señalo que se escucharon fuerte disparos y lamento que estos hechos se estén registrando en plena cabecera departamental, donde no son comunes estos hechos.

“Fueron fuertes estruendos que se escucharon en la calle pero no quisimos salir porque sabíamos que era una balacera. Es algo inusual en esta área porque contiguo está el edificio del Centro Universitario de San Marcos, y porque a la oficina de prevención del delito no traen delincuentes. Lamentamos que esto esté sucediendo en nuestra tranquila ciudad marquense”, afirmo.

Los transeúntes y vecinos del sector alertaron a los Bomberos Municipales y Bomberos Voluntarios para que asistieran en calidad de prevención, ya que temían que existieran varias personas heridas.

“Recibimos varias llamadas donde nos avisaban que había una balacera a un costado del cementerio general de esta ciudad, por lo que destacamos dos unidades y al llegar al lugar encontramos a Mario Guerrero Ordoñez, de 36 años, con una herida de perdigón de escopeta en la tibia y peroné de la pierna derecha”, explico Adolfo López, de los Bomberos Voluntarios.

El agente originario del departamento de Jutiapa, permanece en observación en la emergencia del Hospital Nacional de San Marcos, y su diagnóstico es estable y se ha constatado que retornaba de los operativos de erradicación de amapola, cuando se percató del atentado por lo que tomo la decisión de repelerlo, cuando fue atacado.