San Marcos

Inhuman a estudiante que soñaba con ser abogada

Los restos de Gladys Maribel Agustín Ramírez, de 23 años, fueron inhumados este viernes, luego que el pasado miércoles muriera cuando se desplomó una pared.

Por Whitmer Barrera

Familiares y amigos llevaron en hombros el féretro de la universitaria.(Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera.)
Familiares y amigos llevaron en hombros el féretro de la universitaria.(Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera.)

El Cementerio General de Santa Cruz Comitancillo, San Marcos, fue el escenario en el que amigos y familiares de la estudiante le dieron el último adiós. 

Familiares, compañeros de estudio y vecinos del municipio recordaron a la joven como noble y cariñosa.

Agustín Ramírez, cursaba el octavo semestre de Ciencias Jurídicas y Sociales, en la Universidad Mariano Gálvez, de San Pedro Sacatepéquez, donde se destacó por ser una buena alumna y compañera.

Los familiares expresaron su agradecimiento a todos los sectores que se solidarizaron tras la muerte de la universitaria, y lamentaron que no haya podido concluir su sueño de ayudar a las personas más desprotegidas.

Su labor

“Mi hermana tenía sueños, quería ser abogada para ayudar a la gente, estaba cerca de lograrlo pero el destino no lo permitió”, lamentó su hermano Roldán Agustín Ramírez.

La última persona que compartió con ella fue Luis Salvador, un compañero de la universidad, quien aseguró que presenciaron unas audiencias en el juzgado de San Marcos, porque tenían que hacer una tarea, pero a eso de las 10 de la mañana ella retornó a su casa y una hora más tarde llegó la noticia trágica.

“Salimos a las 7 de la mañana de Comitancillo para San Marcos. Al terminal las audiencias le dije que yo no iba a regresar al pueblo porque tenía otras cosas que hacer, ella me respondió que si tenía que regresar porque era día de mercado y tenía que ayudar a sus padres a vender”, expresó.

Durante el sepelio se recordaron los sueños de la joven.(Prensa Libre: Whitmer Barrera.)
Durante el sepelio se recordaron los sueños de la joven.(Prensa Libre: Whitmer Barrera.)

En su honor

Para honrar la memoria de la universitaria, la familia instalará una biblioteca en su vivienda, ya que la joven tenía el sueño de contribuir con su pueblo. Los libros, tareas y documentos que le sirvieron para llegar al octavo semestre serán expuestos para que lo utilicen otros estudiantes.

Día trágico

Agustín Ramírez aprovechó el día de plaza para vender artículos de primera necesidad y agenciarse de fondos para pagar la mensualidad de la universidad donde estudiaba; sin embargo, no imaginó que el lugar donde se instaló era peligroso, debido a la construcción de una pared.

Vecinos comentaron que en el segundo piso de una vivienda se construye una pared, pero que por razones que de momento se desconocen una parte se desplomó y cayó sobre la joven, quien murió de forma instantánea.

Comerciantes intentaron auxiliarla de inmediato, pero debido al peso del concreto no pudieron hacer nada para salvarla con vida.