San Marcos

Pared en construcción se desploma y termina con los sueños de joven universitaria 

El sueño de Gladys Agustín Ramírez, de 23 años, de graduarse de la universidad fue truncado el miércoles último, pues murió aplastada por una pared que era construida en el segundo piso de una casa, en Comitancillo, San Marcos.

Por Whitmer Barrera / San Marcos

El Ministerio Público de San Marcos investiga si hubo negligencia por parte de los constructores. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera)
El Ministerio Público de San Marcos investiga si hubo negligencia por parte de los constructores. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera)

Según reportes oficiales, Agustín Ramírez aprovechó el día de plaza para vender artículos de primera necesidad y agenciarse de fondos para pagar la mensualidad de la universidad privada donde estudiaba derecho; sin embargo, nunca imaginó que el lugar donde se instaló era peligroso, debido a la construcción de una pared.

Vecinos del lugar comentaron que en el segundo piso de una casa se construye una pared, pero que por razones que de momento se desconocen una parte se desplomó y cayó sobre la joven, quien murió de forma instantánea.

“Como era día de plaza ella vendía en ese lugar, repentinamente se escuchó un fuerte ruido y corrimos a ver qué había pasado, y la joven estaba cubierta por los blocks que se desprendieron del segundo piso de la vivienda”, explicó un vecino del sector.

Comerciantes auxiliaron a la estudiante, pero debido a que los golpes fueron en la cabeza no fue posible salvarle la vida.

Fiscales del Ministerio Público que llegaron al lugar de la tragedia investigan si hubo negligencia por parte de los albañiles a cargo de la construcción.

“Era una buena estudiante y compañera, de buena conducta y con sueños de ser una abogada para ayudar a las mujeres indefensas y para sacar adelante a su familia. Lamentamos la forma en que murió y porque no pudo cumplir sus sueños de ser una profesional”, expresó un compañero de estudio que llegó al lugar de accidente.

Algunos vecinos del sector aseguran que ese tipo de tragedias puede evitarse, pues los comerciantes se niegan a trasladarse hacia el mercado.