San Marcos

Taxistas se manifiestan para que les permitan circulación de unidades 

Taxistas de diferentes asociaciones bloquearon los ingresos a la cabecera de San Marcos, como medida de presión para que autoridades solucionen la problemática que tienen con taxista de San Pedro Sacatepéquez, quienes no permiten en ese municipio la circulación de unidades de los manifestantes. 

Por Whitmer Barrera

Archivado en:

Ciudades San Marcos Taxistas
Pobladores caminan para llegar a su destino, debido a que la manifestación impedía la circulación de vehículos. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera).
Pobladores caminan para llegar a su destino, debido a que la manifestación impedía la circulación de vehículos. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera).

“Necesitamos que la gobernadora Thelma de León y los alcaldes solucionen este problema que afecta directamente a los usuarios, que pagan doble pasaje para trasladarse entre ambos municipios”, manifestó el taxista Elfego de León.

El lunes último, los taxistas también se manifestaron durante 10 horas, lo que causó inconformidad en la población, que es la más afectada, pues muchas personas caminaron para llegar a su destino.

“Es injusto que después de provocar que gastemos más en pasaje, ahora caminemos varias cuadras para llegar a nuestro destino y nadie hace algo para despejar las vías. Todos estamos cansados de estos señores que solo perdiendo el tiempo están”, expresó la vecina Idilia Mérida.

En la última reunión de hace dos semanas, en el despacho de Gobernación Departamental se concretó que los alcaldes de ambos municipios debían informar que el Concejo de San Marcos accedía a las peticiones de los integrantes de la asociación de taxistas de San Pedro Sacatepéquez, que buscan regresar a su antiguo estacionamiento y que no aumente el cobro por circulación y estacionamiento.

“Todo es hablar y ninguna acción de parte de las autoridades. Ya pasaron dos semanas y seguimos igual”, comentó un taxista de San Marcos.

Otra petición que origina a que por segundo día consecutivo fueran bloqueados los accesos al municipio de San Marcos, es la circulación de nuevas unidades del transporte público, pues según taxistas, esto les afecta porque el pasaje es compartido y tienen pérdidas económicas.

Antecedentes

El pasado 17 de julio, unos 200 taxistas de San Pedro Sacatepéquez bloquearon el acceso a la cabecera, por inconformidad al aumento a Q385 anual por circulación y estacionamiento que habría requerido la Municipalidad de San Marcos.

Esto originó que a los taxistas de San Marcos se les impidiera circular en San Pedro Sacatepéquez, por lo que pilotos prestan servicio hasta los límites de ambos municipios.  

“A petición de los taxistas de nuestro municipio hicimos una regulación de precios, porque en San Pedro Sacatepéquez estaban cobrando más y nosotros les notificamos que debían que pagar Q385, pero ya se derogó el acuerdo y ya fueron notificados”, explicó Melvin Roblero, juez de tránsito de San Marcos.

La situación se agravó cuando la Municipalidad de San Pedro Sacatepéquez tomó la decisión de cancelar las concesiones, con el argumento de que los taxistas marquenses abandonaron el servicio. No obstante, este grupo aseguró que para evitar enfrentamientos decidieron respetar los límites de ambos municipios.

Taxistas atravesaron las unidades para impedir el paso en la ciudad de San Marcos. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera).
Taxistas atravesaron las unidades para impedir el paso en la ciudad de San Marcos. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera).

“Se acordó que San Pedro Sacatepéquez debía derogar las disposiciones de cancelar la concesión para que los taxistas de San Marcos regresaran a prestar el servicio, pero hasta la fecha no han querido”, comentó Thelma de León, gobernadora departamental.

Se enfrentaron

El pasado 24 de agosto, los taxistas de ambos municipios se enfrentaron con piedras y palos en los límites de las calzadas Valle de la Esmeralda y Revolución del 71, en esa ocasión varias unidades quedaron dañadas y no se reportó ningún herido.

Hasta el momento se mantiene una mesa de diálogo con los representantes de los taxistas de la cabecera departamental, para que a través de la vía pacífica se depongan las manifestaciones.