Política

Tensa calma en Ixchiguán y Tajumulco antes de llegada del Ejército

La tensión vivida en días recientes por pobladores del área en conflicto entre Ixchiguán y Tajumulco ha disminuido este miércoles, a pesar de que el contingente del Ejército enviado al lugar todavía no se ha instalado. 

Por Miguel Barrientos y Estuardo Paredes

El paso de vehículos entre Ixchiguán y Tajumulco, San Marcos, amaneció despejado este miércoles. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
El paso de vehículos entre Ixchiguán y Tajumulco, San Marcos, amaneció despejado este miércoles. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Entre la niebla y paisajes montañosos con los que están acostumbrados los vecinos de esa región de San Marcos, este día algunos comerciantes y transportistas retomaron sus actividades a la espera de que todo pueda volver a la normalidad.

Durante un recorrido efectuado en las primeras horas del día, se pudo observar que la vía de acceso entre ambos municipios se encuentra despejada.

Entre ambos poblados se pueden observar muchas trincheras utilizadas por pobladores involucrados en el conflicto, desde las cuales efectúan disparos y se protegen de ataques.

Algunas trincheras se observan en la ruta entre Ixchiguán y Tajumulco, San Marcos. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Algunas trincheras se observan en la ruta entre Ixchiguán y Tajumulco, San Marcos. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Luego de que el Congreso ratificara el estado de Sitio decretado en el lugar por el Ejecutivo, el Ejército ha enviado un contingente para que retome el control de la situación, causada por un añejo conflicto originado en 1933.

Este miércoles, autoridades del Ejército brindarán una conferencia a la prensa a las 11 horas, en la cabecera de San Marcos, en la que detallarán los objetivos del operativo que se efectuará en el área en conflicto. 

Problema complejo

Aunque es un secreto a voces, Ixchiguán y Tajumulco no solo tienen una pugna limítrofe, también mantienen una lucha territorial por el narcotráfico, según fuentes fidedignas, quienes pidieron no ser nombradas.

“No es normal que los campesinos tengan armas de grueso calibre para cuidar sus tierras. La portación de armas sin licencia es delito”. Carlos Sosa Méndez, del Ejército

“En áreas de los municipios se siembra amapola. Los campesinos se han dedicado a eso, pero el último enfrentamiento es por límites”, expuso una de las fuentes.

Las autoridades prefieren no hablar del tema; sin embargo, aseguran que hay “rumores” que no se pueden descartar.

“No es normal que los campesinos tenga armas de grueso calibre para cuidar sus tierras”, expuso Sosa, quien añadió que la situación en esa zona “es un poco difícil”.

Luego que las autoridades recuperaron el orden en la zona, recolectaron cascabillos de armamento M16, AK47, AR15 y de escopeta calibre 12.





Lugar sin ley

Esperanza López, de la Comisión Presidencial de Derechos Humanos, aseguró que es difícil que se individualice el delito en el lugar, pues accionan como comunidad y eso dificulta identificar a los responsables.

El 17 de octubre del 2014 hubo un enfrentamiento entre ambas poblaciones. En ese entonces, el Ministerio Público  reconoció que la zona es lugar sin ley.

“Los  fiscales localizaron casas quemadas, y una  escuela y la alcaldía auxiliar destruidas”, dijo Macario Miranda, quien tenía a su cargo esa fiscalía.