Sololá

Comunidades se unen al rescate del Lago de Atitlán

Previo a la celebración del Día Mundial del Medioambiente, la municipalidad indígena de Sololá, en representación de las 82 comunidades del departamento, emitió un pronunciamiento en favor de la protección ambiental. Los 71 alcaldes comunitarios, firmaron un acta en la que quedó plasmado su compromiso por apoyar el tema ambiental, ya que es necesario el respeto a la naturaleza, porque es vida.

Por Ángel Julajuj

Autoridades indígenas apoyan las acciones para rescatar el Lago de Atitlán, en Sololá. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
Autoridades indígenas apoyan las acciones para rescatar el Lago de Atitlán, en Sololá. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)

En asamblea, los representantes de las comunidades piden a la población retomar las tradiciones ancestrales y rechazaron el uso de bolsas plásticas, pajillas y duropor. Este mensaje será llevado en asamblea comunitaria a las comunidades para que funcione este compromiso asumido en la Municipalidad indígena de Sololá, de acuerdo al alcalde indígena Tomás Saloj Guit.

El alcalde comunitario Esteban Cosiguá manifestó: “El medioambiente es sagrado y “nos ha dado la vida, por lo que nosotros iniciaremos a hacer conciencia en las comunidades para evitar que se contamine los ríos y el lago, ya que las autoridades estatales no han tenido mayor avance en el tema y el lago se está muriendo”.

La municipalidad indígena juega un papel importante en Sololá, debido a eso las autoridades y organizaciones ambientalistas, pidieron que la comuna indígena se sume al saneamiento del Lago de Atitlán.

Proteger el lago

La iniciativa surge porque la población indígena es mayoritaria y ya han trabajado representantes indígenas a favor del medioambiente, con énfasis en la cosmovisión maya, para enfrentar de forma más efectiva los problemas que afectan al Lago de Atitlán. Además, tener un adecuado manejo de la producción agrícola y el uso de fungicidas, entre otros aspectos.

Eduargo Aguirre, de la Asociación Amigos del Lago, dijo que la solicitud es para que las autoridades indígenas se sumen al proceso del rescate del lago y que lo más urgente es tratar las aguas residuales que de los municipios asentados en la cuenca desembocan al lago.

Agregó que a través de un estudio de parte de Universidad Landívar, coordinado con la Universidad del Valle se reflejó que el lago está en las actuales condiciones por las continuas descargas de aguas residuales, la erosión y las correntias.

Ese estudio refiere que el lago ya no tiene oxígeno, mientras que hace 40 años tenía una transparencia de 40 metros desde a superficie y ahora solo se puede ver a cuatro metros, el color ha cambiado; lo que representa un problema más en la salud pública de los habitantes.

Pedro Vásquez, en representación de la municipalidad de Santa Lucia Utatlán, manifestó que el acercamiento es esencial para tener un buen concepto y compromiso sobre el problema ambiental.

“Considero que la unidad es necesaria, pero como existe la división, esto hace que para solucionar las cosas sea bastante difícil. Somos conscientes del medioambiente, el poyo y la coordinación es lo esencial para este proceso”, dijo.