Sololá

Irresponsabilidad de padres de familia y pilotos se evidencia con la muerte trágica de dos niños

Dos niños han muerto arrollados en los últimos siete días en el cantón Panabaj, Santiago Atitlán, Sololá, con lo que, según vecinos, se evidencia la irresponsabilidad de muchos padres de familia y de pilotos que manejan a excesiva velocidad.

Por Ángel Julajuj

José Miguel Chiviliu Yataz murió arrollado en el cantón Panabaj, Santiago Atitlán, Sololá. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
José Miguel Chiviliu Yataz murió arrollado en el cantón Panabaj, Santiago Atitlán, Sololá. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)

El primer hecho ocurrió el jueves 21 de diciembre, cuando Miguel Ángel Rabinal Ajcut de 4 años, fue arrollado por un vehículo, cuyo piloto continuó su marcha. El accidente sucedió cuando el pequeño esperaba junto a su madre un bus que los llevara al centro de Santiago Atitlán.

Ese hecho causó indignación en la población, que ahora exige la captura del responsable, pues temen que este vuelva a causar otra tragedia.

El segundo hecho ocurrió la tarde del martes último en ese mismo lugar, cuando dos mujeres y un niño intentaron cruzar la calle para abordar un mototaxi, pero el pequeño se quedó atrás y fue arrollado por un vehículo que se desplazaba a excesiva velocidad. El piloto también escapó del lugar.

La víctima fue identificada como José Miguel Chiviliu Yataz, quien murió de forma instantánea debido a los golpes que sufrió.

El bombero voluntario Érick Velázquez señaló que en casos como este lo que se evidencia es la responsabilidad de los padres de familia, que se despreocupan por sus hijos cuando caminan por las calles.

Pablo Daniel Sicay, quien presenció unos de los hechos dijo: “El piloto manejaba a excesiva velocidad y no pudo controlar el volante y pasó llevándose al niño”.



Los vecinos del cantón Panabaj, Santiago Atitlán, Sololá, están consternado por la muerte de los dos menores. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
Los vecinos del cantón Panabaj, Santiago Atitlán, Sololá, están consternado por la muerte de los dos menores. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)

María Pocop, vecina, dijo que con esas dos muertes las autoridades deben emprender acciones y capturar a los responsables. Además, comentó que se debe señalizar el lugar para evitar que los pilotos manejen de forma temeraria. “Urge regular la velocidad de los vehículos”, comentó Pocop.

Los residentes del lugar esperan que las autoridades se acerquen para conocer las demandas de los afectados por los accidentes y que emprendan acciones para evitar más tragedias.

Además, hacen un llamado a los padres de familia para que incrementen el control sobre sus hijos, principalmente cuando estos caminan o juegan cerca de lugares transitados.