Sololá

Santa María Visitación no registra homicidios desde hace ocho años

Santa María Visitación, Sololá, se ha caracterizado por ser uno de los municipios más pacíficos del país, al grado que en ese lugar no se registran homicidios desde hace ocho años.

Por Ángel Julajuj

Los índices de violencia en Santa María Visitación, Sololá, se mantienen bajos gracias a que los pobladores participan en eventos sociales. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
Los índices de violencia en Santa María Visitación, Sololá, se mantienen bajos gracias a que los pobladores participan en eventos sociales. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)

El vecino Enrique Pacheco indicó que ese municipio es tranquilo. “Los jóvenes no integran grupos antisociales y cuando participan en eventos sociales hacen énfasis en el deporte y ha prevalecido el respeto, un legado que han recibido de sus ancestros”, aseguró.

Este municipio también integra el programa de resistencia a las pandillas de la Policía Nacional Civil (PNC), dirigido a niños y adolescentes estudiantes, debido a que las comunidades indígenas han aceptado ese proceso y no se niegan a participar en las acciones de las instituciones encargadas de la protección infantil y juventud.

“Ese proceso es vital dentro de las comunidades para evitar conflictos con la ley”, dijo Pedro Cholotío Pérez, jefe de la sección de Prevención del Delito de la PNC.

Jóvenes de Santa María Visitación participan en actividades del programa de Prevención del Delito de la Policía Nacional Civil. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
Jóvenes de Santa María Visitación participan en actividades del programa de Prevención del Delito de la Policía Nacional Civil. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)

Luis Sosa, anciano del municipio, relató que cuando la población acepta vivir con dignidad es necesario escuchar consejos.

El primer informe sobre la violencia homicida de la organización Jóvenes contra la Violencia y Diálogos también destaca que ese municipio no ha reportado ninguna muerte violenta en al menos ocho años.

Maribel Hernández, lideresa de una organización de mujeres de ese municipio, relató que este se ha caracterizado por ser el menos violento del departamento.

“Luchamos, hombres y mujeres, para vivir en paz. Las organizaciones que hay en el municipio son de carácter social y de desarrollo y de esa forma se ha logrado mantener el control del municipio”, manifestó.

Añadió que en las comunidades se mantiene el control con el apoyo del comité de Seguridad Sectorizada, lo que hace que la violencia y la delincuencia se mantengan bajas en el municipio.

“Esperamos continuar de esa forma porque las estadísticas no mienten”, expresó.