Sololá

Sololateco consigue sueño americano al entrenar perros policías

Con solo cuarto grado de primaria, René García Yac salió de Santa Lucía Utatlán, Sololá, en busca del sueño americano, y lo consiguió al convertirse en entrenador de perros policías.

Por Ángel Julajuj

René García Yac posa junto a varios perros policías a los que entrenó en detección de drogas en Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: cortesía de René García Yac)
René García Yac posa junto a varios perros policías a los que entrenó en detección de drogas en Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: cortesía de René García Yac)

“Me vine a Estados Unidos por dos razones: porque quería tener una profesión, pues no lo logré en Guatemala, y para apoyar económicamente a mis padres, al menos a construir una casa humilde”, cuenta René García Yac, de 34 años, originario de Santa Lucía Utatlán, Sololá, quien vive en ese país del norte desde hace 11 años.

La falta de empleo no  permitió que García   estudiara,  por lo que decidió migrar a Estados Unidos, donde se capacitó como entrenador de  perros policías K-9.  

“Cuando llegué aquí  empecé a trabajar y a estudiar. Es  difícil, pero siempre tuve en la mente que podría ser algo en esta vida y poner en alto el nombre de Guatemala. Entonces empecé mi carrera como entrenador de perros policías, gracias a mis grandes maestros que me motivaron y siempre confiaron en mí, y de esa manera empecé a escalar, hasta llegar en un nivel bastante alto”, explica.

Yac  se graduó de  Dog treaning, con la capacidad de adiestrar perros en detección de  narcóticos y   explosivos, así como en ataque y patrullaje.

René García da una demostración con perro entrenado a un grupo de damas que se preparan en seguridad. (Foto Prensa Libre: cortesía de René García Yac)
René García da una demostración con perro entrenado a un grupo de damas que se preparan en seguridad. (Foto Prensa Libre: cortesía de René García Yac)

También entrena perros guardianes particulares y  ha logrado su segundo objetivo:  apoyar en la economía de su familia.

Quiere aportar su experiencia

García Yac señala que el día que decida regresar al país tiene el sueño de   ofrecer su experiencia como entrenador canino en las fuerzas de seguridad.

“Me he identificado con los animales. Ellos son inofensivos. Trato de darles amor y ellos me entienden. El refrán dice que  el mejor amigo del hombre es el perro, pero yo diría que es algo más. Habemos personas que nos enamoramos de los animales y cada vez que vemos que los maltratan    nuestros sentimientos van más allá. Ellos tienen un sexto sentido porque ayudan al hombre en   rescates  y otras diligencias”, refiere.

El migrante exhorta a no maltratar a los animales. “Aquí soy conocido como el encantador de perros y seguiré trabajando con ellos”, asegura.

René García Yac, entrenador de perros en EE. UU.

Empecé mi carrera como entrenador de perros policías, gracias a mis grandes maestros que me motivaron y siempre confiaron en mí, y de esa manera empecé a escalar, hasta llegar en un nivel bastante alto.

Actualmente trabaja  en   Security Solutions & Training Academy (Seal), en Houston, Texas.   

Imparte clases a policías y les enseña a ver al perro como un arma, pues los agentes y oficiales deben    saber en qué momento actuar en coordinación con el animal.

René García Yac, migrante de Sololá que entrena perros policías en Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Facebook)
René García Yac, migrante de Sololá que entrena perros policías en Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Facebook)

Relata que entrena perros en inglés, alemán, holandés, checo, francés, español y k’iche’,  su lengua materna.

García Yac considera que lo suyo es un don, pues se debe conocer a los animales  y mantener armonía con ellos.

Felices por su hijo

Los padres de García Yac cuentan que su hijo, segundo de nueve, intentó trabajar en su pueblo, haciendo bordados, pero no fue rentable, por eso decidió irse a EE. UU.

El  padre señala que su hijo solo estudió hasta cuarto de primaria y tenían miedo de que se fuera,  más porque lo devolvieron dos veces, pero en la  tercera  ocasión consiguió llegar.

Añade el padre que se siente feliz de que su hijo haya logrado su objetivo de obtener una profesión.

Aportan al desarrollo

Vecinos de Santa Lucía Utatlán, recuerdan a García Yac y les preocupa la situación que se vive en Estados Unidos, como lo expresó Marcela Saso, residente del lugar.

“Los guatemaltecos que se encuentran en ese país siempre han aportado para el desarrollo de Guatemala. Es un claro ejemplo el René (García). Esperamos que siga dando frutos en su trabajo, porque lo que tiene él es un don y sabiduría, que el gobierno debe reconocer”, resaltó.  

Eduardo Yac, líder comunitario de ese municipio, expresó: “Nos sentimos orgullosos de los paisanos que ponen en alto el nombre de Guatemala. Siempre hemos demostrado que somos capaces de hacer las cosas. No sabíamos el trabajo de él, pero al saber lo que hace nos deja impresionados y le pedimos que no se olvide de su tierra natal”.

Uno de los perros entrenados por García Yac, durante una demostración de ataque. (Foto Prensa Libre: cortesía de René García Yac)
Uno de los perros entrenados por García Yac, durante una demostración de ataque. (Foto Prensa Libre: cortesía de René García Yac)