Sololá

Con más de cien años, la Torre Centroamericana de Sololá es un ícono en la región

La Torre Centroamericana, ubicada en la cabecera de Sololá, cumplió el viernes último 102 años de que su construcción empezó, el 9 de febrero de 1914. Fue nombrada así por iniciativa de Felipe de Jesús Quintana en conmemoración a la unión del istmo.

Por Ángel Julajuj

Edificio está ubicada a un costado de la Munipalidad de Sololá. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
Edificio está ubicada a un costado de la Munipalidad de Sololá. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)

El edificio mide 26 metros de altura, es de cuatro pisos, se ubica junto a la sede de la comuna y frente al Parque Central. En el cuarto piso se encuentra la sala de control del reloj mecánico gigante, el cual es de origen suizo y funciona con una cadena de acero con tres contrapesos. Cuenta con una campana que suena a cada 15 minutos.

Inicialmente funcionó como sede de la jefatura política del territorio durante el gobierno de Manuel Estrada Cabrera. Esta edificación se dañó por los terremotos de 1917, 1942 y 1976, por lo que a finales de 1988 se efectuó su restauración. Debido a su nombre, en cada esquina de la torre se lee el nombre de los países centroamericanos.

En la actualidad, la edificación es utilizada como museo y un espacio para la venta de artesanías elaboradas por sololatecos.

El reloj de la torre era el único en el pueblo.

Estela Meletz Tzorin, recepcionista de la torre, expresó: “En el interior hay exposiciones de fotografías de antaño del lugar, de pinturas y trajes típicos de los distintos municipios de Sololá.

Pedro Saloj, encargado de la torre, dijo que en el edificio también funciona un museo y que en cada esquina de la torre están colocados los símbolos y nombres de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

“En principio la torre fue utilizada como cárcel, pero luego se le dio otro uso. Desde la Torre se puede ver el Lago de Atitlán y los turistas se pueden fotografiar o llevar un recuerdo de este hermoso lugar”, expresó.

Añadió que la entrada al edificio es de Q5 para turistas y Q1 para estudiantes.

El nombre de la torre fue inspirado en la unión del istmo centroamericano. Cuenta con un reloj con una campana. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
El nombre de la torre fue inspirado en la unión del istmo centroamericano. Cuenta con un reloj con una campana. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)

Sixto Cabrera Aguilar, encargado de mantenimiento del reloj, dijo que es un aparato de origen suizo que funciona a base de una cuerda de acero con tres contrapesos que hacen que la máquina tenga funcionamiento por 48 horas, y que acciona tres campanas con diferentes sonidos.

Rafael Santizo, vecino de Sololá, expresó: “Es uno de los monumentos históricos más importantes de Sololá, el cual es muy visitado por turistas nacionales e internacionales”.