Sololá

Vecinos temen enfermedades por mala calidad de agua entubada

Desde hace algunos días, el agua entubada llega turbia a los hogares de miles de personas de la cabecera de Sololá, lo que causa preocupación, pues temen la propagación de enfermedades.

Por Ángel Julajuj

Archivado en:

Ciudades Sololá

Los vecinos exigen a las autoridades de Salud una verificación de la calidad del agua que distribuye la comuna, ya que esta llega contaminada y con mal olor.

Los afectados aseguran que la municipalidad está obligada a prestar un servicio de calidad, pero no lo hace. Además, dicen que sumado a la contaminación, en muchos hogares solo reciben el vital líquido durante 20 minutos al día.

“El agua para consumo humano es un derecho, por lo que hago un llamado para que las autoridades municipales se preocupen en solucionar esos problemas”, dijo Isidra Chiroy, vecina afectada.

Saúl García, otro residente inconforme, comentó que el problema es general, por lo que urge una auditoría ambiental con respecto al uso y distribución del agua para consumo humano.

Para Vicente Castro, líder comunitario, este problema se da con más frecuencia durante la temporada de lluvia, por lo que ya notificaron a la comuna para que reaccione y evite daños colaterales, principalmente en la salud de los vecinos.

Petrona Ibaté, madre de familia, mostró su preocupación por la calidad del agua que consumen, principalmente los niños. Agregó que espera que las autoridades de Salud se interesen en el caso y determinen si el agua que llega a sus hogares es apta para el consumo humano.

El alcalde Andrés Iboy Chiroy dijo que es necesario mantener la calma, ya que trabajan en solucionar el problema.

Agregó que hay posibilidades de que ese inconveniente sea producto de un derrumbe que cayó en un pozo del cual se extrae agua para abastecer a una parte de la población.

Además, comentó que se hizo limpieza en el lugar, por lo que espera que el problema haya sido solucionado, aunque hace un llamado a los vecinos para que informen si el color del agua no cambia de manera satisfactoria.