Suchitepéquez

Mazatecos temen aumento de violencia si se retira comisaría 33

Pobladores de Mazatenango, Suchitepéquez, se muestran preocupados por el posible desalojo de la comisaría 33 de la ciudad, ya que eso podría generar un aumento de hechos delincuenciales.

Por Cristian I.Soto

El área donde está el campo de futbol será una de las desalojadas. (Foto Prensa Libre: Cristian Icó)
El área donde está el campo de futbol será una de las desalojadas. (Foto Prensa Libre: Cristian Icó)

La sede de comisaría se encuentra en medio de un litigio legal en donde la propietaria del terreno exige su devolución, mientras que el Ministerio de Gobernación (Mingob) reclama que hace años una persona les donó los terrenos.

“Estamos preocupados por el desalojo, la delincuencia va aprovechar todo este proceso para cometer diferentes hechos en el departamento, no podemos permitir que saquen a los policías de este lugar que ha sido la base de funcionamiento de la estación”, expuso Ana María Diaz, representante de la sociedad civil de Suchitepéquez.

Sectores sociales piden al Mingob que resuelva el problema.

La vecina Donis Meza también teme que el desalojo de la sede de la PNC sea contraproducente para la sociedad mazateca. “No es posible que el presidente Jimmy Morales, no esté al tanto de estas situaciones que afectan a la institución, la comisaría lleva años de funcionar en este lugar”, reclamó.

De acuerdo con la información que se conoce, el padre de Iliana Ceberg (propietaria del terreno) lo habría donado al Mingob para el funcionamiento de la academia policial, pero no se habría finiquitado el proceso legal, por lo cual, posteriormente Ceberg, lo reclamó.

Desalojo

En tanto, un ambiente de preocupación se dejó sentir en el personal de la Policía Nacional Civil de esa comisaría el pasado miércoles, día que estaba estipulado el desalojo de la sede de la PNC, según una orden judicial. 

El predio sirve actualmente para colocar vehículos consignados. (Foto Prensa Libre: Cristian Icó)
El predio sirve actualmente para colocar vehículos consignados. (Foto Prensa Libre: Cristian Icó)

Desde temprana hora llegaron personas para mostrar respaldo a los policías e indicaban que “no es posible que se les eche a la calle como cualquier cosa cuando han dado su vida por brindar seguridad a los ciudadanos responsables”.

Los mazatecos se muestran preocupados porque en la ciudad no existe otro lugar para trasladarlos. Extraoficialmente se conoce que podrían ser enviados a un terreno que se encuentra en la entrada de Samayac. 

El miércoles, la jueza Primera de Paz,  Adriana Beatriz Santillana, portaba la orden de desalojo, la acompañaba Ceberg.

Luego de dos horas de estar reunidos en el despacho del sub comisario Julio Fuentes, hicieron una verificación del terreno, y establecieron que la donación del terreno es solo de dos mil metros cuadrados de 20 mil que mide el área.

Francisco García Morales, auxiliar de la Procuraduría de los Derechos Humanos, indicó que en el espacio de dos mil metros está construido el edificio de la comisaría, el resto que comprende un campo de futbol y el predio de vehículos consignados, no sería parte de la donación y tendría que ser devuelto a su propietaria. 

“Vimos las buenas intenciones de la propietaria —Iliana Ceberg—, por hoy el desalojo se suspende, pero las autoridades tendrán que realizar todos los trámites necesarios. La propietaria indico en la reunión que ella no quiere perjudicar la institución, más solo que le desocupen los 18 mil metros y que ellos se queden con dos mil”, aseguró Morales. 

Un agente de la comisaría 33 ve a una salubrista que llegó a respaldarlos el pasado jueves. (Foto Prensa Libre: Cristian Icó)
Un agente de la comisaría 33 ve a una salubrista que llegó a respaldarlos el pasado jueves. (Foto Prensa Libre: Cristian Icó)

Al terminar la diligencia, la jueza Santillana, no brindo declaraciones a los medios de comunicación, tampoco la propietaria del terreno.

“Estamos preocupados, porque no sabemos qué puede pasar más adelante, solo esperamos recibir el apoyo del Ministerio de Gobernación para poder esclarecer todo esto y que podamos estar tranquilos, anoche no dormimos por pensar en lo que iba ocurrir este día, lamentó el subcomisario Fuentes.

Iliana Ceberg (izquierda), la propietaria del terreno que actualmente ocupa la comisaría 33. (Foto Prensa Libre: Cristian Icó)
Iliana Ceberg (izquierda), la propietaria del terreno que actualmente ocupa la comisaría 33. (Foto Prensa Libre: Cristian Icó)