Zacapa

Arnoldo Vargas, condenado por narcotráfico en 1997, vuelve a su aldea

El exalcalde de Zacapa, Arnoldo Vargas, quien recién regreso de EE. UU. luego de purgar 25 años de cárcel por narcotráfico, será recibido mañana por pobladores de Manzanotes, la aldea donde nació.

Por Mario Morales

Vargas regresó el miércoles en un vuelo de deportados luego de permanecer en prisión desde 1992 cuando fue extraditado a EE. UU., en 1997 fue condenado a 30 años de cárcel de los cuales cumplió 25.

Vecinos de Manzanotes podrían recibir al exjefe edil con una caravana el próximo sábado. 

La aldea se encuentra a nueve kilómetros de la cabecera  de Zacapa, es una comunidad que ha prosperado por sus actividades de ganadería y  agricultura. Los vecinos afirman que en ese lugar no se registran hechos violentos.

Isaí Morales, vecino de Manzanotes

“Fue un hombre que cuando estuvo como alcalde se preocupó por el lugar donde nació. Prueba de ello son varias obras visibles. Por ejemplo, el salón comunal y uno de los principales puentes para nuestra comunidad. Ahora, las autoridades nos han dejado en el olvido, y necesitamos que se ocupen de nuestras calles”.

Prensa Libre la visitó hace unos días. Es considerada por los lugareños como tierra de alcaldes porque varios jefes ediles de Zacapa nacieron en ese lugar —Élder Vargas, hermano de Arnoldo, fue  jefe edil en  el período 2004-2008, y  Eliseo Vargas dirigió la comuna de Zacapa del 2012 al 2016, quien no es pariente de Arnoldo—.

Con  clima caluroso y gente amigable, los habitantes crían ganado lechero y de carne. También cultivan maíz y cebolla —esta última de exportación—, según los  lugareños.

Algunos vecinos aseguran que  Vargas Estrada ayudó a la gente de Manzanotes durante su mandato, de 1986 a 1990. El entonces jefe edil resultó reelecto para un nuevo período pero no asumió, pues  era perseguido por la justicia de Estados Unidos, por narcotráfico.

“Fue un hombre que cuando estuvo como alcalde se preocupó por el lugar donde nació. Prueba de ello son varias obras visibles. Por ejemplo, el salón comunal y uno de los principales puentes para nuestra comunidad. Ahora, las autoridades nos han dejado en el olvido, y necesitamos que se ocupen de nuestras calles”, manifestó Isaí Morales, vecino.

El ex alcalde de Zacapa Arnoldo Vargas, sonríe al llegar a suelo guatemalteco, luego de permanecer 25 años preso en EE. UU., donde fue condenado por narcotráfico. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El ex alcalde de Zacapa Arnoldo Vargas, sonríe al llegar a suelo guatemalteco, luego de permanecer 25 años preso en EE. UU., donde fue condenado por narcotráfico. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Elías Morales Arriaza, habitante de esa comunidad, comentó: “Creo que nuestro principal problema es el estado de las carreteras, las cuales se encuentran en pésimo estado, y desde los tiempos de Arnoldo ya no se ve esfuerzo político por parte de las autoridades”.

Las personas de la comunidad, aunque amables, son de carácter reservado, y al ser muchos conocidos de Vargas Estrada prefieren evitar comentarios.

“Usted sabe lo que dice el refrán: pueblo chico, infierno grande. Acá todos nos conocemos, y aunque no tengo una mala opinión de Vargas, prefiero evitarme comentarios para que no malinterpreten mi posición”, dijo un vecino.

Familiares de  Vargas Estrada se enteraron de su liberación porque él mismo los llamó. Agregaron que el exfuncionario estuvo de manera temporal en una cárcel migratoria.

Condenado

El exjefe edil se convirtió en  el primer político guatemalteco juzgado por narcotráfico en ese país, en donde varias cortes han juzgado y condenado a otros guatemaltecos por dirigir grupos de narcotraficantes que trasladaban toneladas de drogas a ese territorio.

En su momento, la Procuraduría General de la Nación indicó que al volver al país, Vargas Estrada deberá solventar su situación jurídica, pues cuando fue detenido había procesos penales abiertos en su contra, uno en Zacapa y otro en la capital. 

Vargas Estrada fue detenido el 28 de diciembre de 1990, acusado de introducir drogas en EE. UU. Ese día, en la propiedad del exjefe edil se localizó cocaína por Q57 millones.

Washington pidió la extradición de Vargas, quien finalmente fue trasladado a EE. UU. el 19 de mayo de 1992, luego de que la Corte de Constitucionalidad (CC) rechazó varios recursos presentados para evitar su entrega.

En esa época, autoridades de Pavoncito indicaron que un comando especial, pagado por el cartel de Medellín, intentaría liberar al exalcalde, preso por una orden de captura provisional con fines de extradición emitida por la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York.

Arnoldo Vargas fue extraditado a EE. UU. en 1997. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Arnoldo Vargas fue extraditado a EE. UU. en 1997. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Rescate fallido

Una publicación de Prensa Libre  registró que el día de la extradición de Vargas Estrada  las fuerzas de seguridad cambiaron la estrategia de traslado del reo al aeropuerto, ya que sabían que en el trayecto sería rescatado por un comando, formado por salvadoreños, que tenía a su disposición dos helicópteros artillados y un avión de despegue vertical (Harrier) para trasladarlo a un lugar secreto de Belice. Para ese operativo habrían invertido unos US$150 millones.

Según la investigación de las autoridades, dos semanas antes de la extradición de Vargas Estrada, el comando se contactó con narcotraficantes guatemaltecos y autoridades judiciales del país para obtener información de la entrega y “comprar” voluntades.

Efectivos del plan Hunapú se encargaron del operativo de seguridad y trasladaron a Vargas Estrada en helicóptero artillado del Departamento Antidrogas de EE. UU. al Aeropuerto Internacional La Aurora.