Zacapa

Pobladores de El Solís, Cabañas, desafían al peligro ante la falta de puente

Enfrentarse al peligro es una práctica común para los vecinos de El Solís, Cabañas, Zacapa, pues debido a que no cuentan con un puente cruzan el río San Vicente con la ayuda de unos cables antiguos.

Por Mario Morales

Archivado en:

Cabañas Ciudades Zacapa
Algunas personas utilizan los cables que quedaron del puente de hamaca para cruzar el río San Vicente, en El Solís, Cabañas, Zacapa. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
Algunas personas utilizan los cables que quedaron del puente de hamaca para cruzar el río San Vicente, en El Solís, Cabañas, Zacapa. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

La comunidad se encuentra a 34 kilómetros de la cabecera. En el pasado, cruzar el afluente no era tan complicado, pues había un puente de hamaca; sin embargo, este se deterioró y ahora los residentes no tienen otra opción que arriesgarse a utilizar dos cables.

Para muchos pobladores, principalmente mujeres, utilizar los cables es un peligro, pero debido a la necesidad han tenido que desarrollar habilidades que les permiten mantener el equilibrio para no caer desde los cuatro metros de altura que los separan del río, que arrastra grandes cantidades de agua y piedras.

Vecinos del sector aseguran que hace dos años el río dañó el puente y que lo único que resistió fueron los cables de acero, por los cuales ahora se movilizan entre las comunidades.

Cuando el río San Vicente, en El Solís, Cabañas, Zacapa, baja su caudal, en el lugar se acumulan grandes cantidades de lodo. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
Cuando el río San Vicente, en El Solís, Cabañas, Zacapa, baja su caudal, en el lugar se acumulan grandes cantidades de lodo. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

“Es un ambiente hostil al que nos exponemos, pero tenemos que cruzar al otro lado del río a través de los cables, pues necesitamos llegar a nuestros hogares”, manifestó la  vecina María José Súchite.

Agregó que este año la estructura tiene nuevos daños, lo que complica más el paso por el lugar, por lo que se espera que las autoridades le pongan atención al problema, ya que cada día la situación es más complicada.

Además, señaló que en la comunidad no hay farmacias, por lo que cuando alguien se enferma de noche los familiares deben salir de la comunidad, pese al peligro que representa utilizar los cables, principalmente cuando llueve.

Lucía Ramírez, otra vecina, expresó que teme quedar incomunicada, pues ese puente   es la única opción para ir de un lugar a otro. “Ahora tenemos que esperar a que baje el río para poder cruzarlo. Ojalá las autoridades vieran lo complicado que es vivir así”, expresó.

Agregó que algunas personas prefieren cruzar el río, aunque eso es un peligro porque en cualquier momento la corriente crece y puede causar una tragedia.

Recaudan fondos

Integrantes del equipo de publicadores de videos en YouTube Kepler Vlogs lanzaron una campaña de recaudación de fondos para reparar el puente, ya que consideran que es un problema que debe ser resuelto de manera urgente, comentó Alex Franco, miembro de ese equipo.

“Todos podemos ayudar, porque unidos lograremos nuestras metas y contribuir con una comunidad que requiere de un puente”, dijo.

Problema añejo

De acuerdo con el alcalde de Cabañas, José Humberto Sandoval, los daños en el puente no son nuevos, pues administraciones anteriores no lo repararon a tiempo.

Explicó que aplaude la iniciativa de recaudación para reparar la estructura, aunque asegura que lo más conveniente es construir otro, pues las bases ya están dañadas.

“Tenemos que esperar que la temporada de lluvia termine para gestionar un proyecto nuevo y construir un mejor puente, ya que la corriente impide trabajar de manera efectiva. Pedimos paciencia a la población afectada y solicitamos que confíen en que vamos a solventar ese problema”, manifestó el jefe edil.

Lo que queda del puente de hamaca de El Solís, Cabañas, Zacapa, son las bases y unos cables. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
Lo que queda del puente de hamaca de El Solís, Cabañas, Zacapa, son las bases y unos cables. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
Guatemala es un país de alto riesgo por fenómenos naturales. El año pasado se registraron 463 desastres naturales, que afectaron a 445 mil 628 personas y dejaron 57 muertos, seis desaparecidos y 108 heridos, según la Agencia EFE.

Esas catástrofes se saldaron con dos mil 783 personas en riesgo, dos mil 621 damnificados y 602 viviendas en riesgo.