Política

Congreso herido verá puntos clave

Un Congreso herido, en el que no se reeligieron 73 diputados y la bancada mayoritaria no logró lo que esperaba, deberá conocer puntos cruciales antes del 14 de enero, entre los cuales resalta la elección del vicepresidente de la República y la aprobación del presupuesto del próximo gobierno.

Por Jessica Gramajo

Tras acuerdos entre bancadas, se espera que el Parlamento elija al vicemandatario y apruebe el presupuesto general, entre otros asuntos vitales.
Tras acuerdos entre bancadas, se espera que el Parlamento elija al vicemandatario y apruebe el presupuesto general, entre otros asuntos vitales.

De igual forma, diputados oficialistas prevén que en las próximas semanas el Ministerio de Finanzas envíe al Legislativo una propuesta para aprobar bonos o préstamos que permitan financiar el déficit de Q3 mil millones que tiene el Gobierno y que requerirá para el pago de sueldos de los empleados públicos y otros servicios.

También se prevé que el Congreso retome la discusión de las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, la cual fue regresada al pleno por la Corte de Constitucionalidad, que consideró que hubo vicios en su aprobación, ya que en dos discusiones hubo menos de 105 diputados presentes.

En la agenda se quiere incluir otros proyectos, como las reformas a las leyes de Servicio Civil, a la de Compras y Contrataciones y del sector justicia que se trataron en las mesas creadas por el Congreso luego de la exigencia y presión social. Pero a la fecha, la directiva ha hecho caso omiso a las solicitudes de diputados como Nineth Montenegro, de Encuentro por Guatemala, y Pedro Gálvez, del Partido Republicano Institucional.

Todo deberá conocerse en un ambiente en el que algunas bancadas quedaron disminuidas luego de las elecciones, entre ellas Libertad Democrática Renovada (Líder) y el Partido Patriota (PP), que no lograron tener la cantidad de congresistas que esperaban y que han mantenido una alianza en los últimos tres años.

Debido a los últimos acontecimientos, se sabe que algunos diputados analizan abandonar su partido y crear una nueva bancada, que les daría opciones de formar una bisagra para el próximo período.

Estancados

El análisis del presupuesto para el 2016 no será fácil, pues la Comisión de Finanzas es dirigida por el diputado de Líder Leonardo Camey, quien no ha convocado a reuniones desde hace un mes.

La última vez que habló con la Prensa —hace tres semanas—, Camey afirmó que haría citaciones a organizaciones sociales y del Estado para que plantearan sus necesidades y así poder establecer un presupuesto adecuado, según las disponibilidades financieras del Gobierno.

Sin embargo, el diputado Aleksánder Castillo, miembro de esa sala legislativa, indicó que no han sido convocados por Camey para ninguna reunión desde hace un mes.

Agregó que, a su criterio, se debe esperar quién ganará la segunda vuelta electoral, para que en el presupuesto se recojan las necesidades del nuevo gobierno.

“Supongo que tendrán prioridades y ofertas de campaña que estarán interesados en cumplir, y eso se debe reflejar en la proyección de gastos para el próximo año. Del 26 de octubre al 30 de noviembre hay tiempo suficiente para hacer esas modificaciones”, dijo Castillo.

Prensa Libre llamó a Camey a su teléfono celular, pero no respondió ninguna llamada.