Justicia

Contralor denuncia al IGSS

La Contraloría General de Cuentas (CGC) presentó el 9 de febrero pasado una nueva denuncia en la Fiscalía, contra los titulares de la Directiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), a quienes acusa de haber comprado un software sobrevalorado.

Por Jessica Gramajo

El servicio de software se adquirió por Q17 millones 357 mil 760 a la sociedad anónima Cesa de Guatemala, a través de un proceso de licitación señalado y criticado el año pasado.

Con la licitación, el IGSS buscaba que se le prestara el servicio de derecho de uso, soporte técnico, actualización e instalación de licencias perpetuas de manejador de base de datos.

La denuncia de la CGC, a la que tuvo acceso Prensa Libre, advierte de que en la licitación se presentaron dos ofertas. La que no ganó propuso un precio de Q6 millones 785 mil 600, lo que significa un valor de Q10 millones 572 mil 190 menos del oferente que obtuvo el contrato.

“Hay una clara muestra de sobrevaloración”, afirmó el contralor de Cuentas, Carlos Mencos.

El proceso de licitación se inició en octubre de 2014 y el contrato se firmó en mayo de 2015, cuando Juan de Dios Rodríguez aún presidía la Junta Directiva del IGSS. Sin embargo, se suspendió en junio del año pasado porque, según la Gerencia del Seguro Social, se sometió a consideración de los directivos el proceso, “derivado de una reunión solicitada por el diputado Leonel Lira”.

Según el IGSS, Lira argumentó que el proveedor le ofreció un descuento a Datum y por ello logró ofertar más barato.

Retoman contrato

Cesa de Guatemala no se quedó de brazos cruzados luego de que se suspendió el contrato millonario y presentó un recurso de revisión, el cual ingresó cuando la nuevas autoridades ya habían asumido.

De acuerdo con las autoridades del IGSS, el proceso fue sometido al análisis del departamento jurídico interno, que estableció que no hubo vicios, por lo que el 29 de diciembre último se retomó el contrato.

Al más caro

Las autoridades del IGSS aseguran que le otorgaron el servicio a Cesa de Guatemala, pese a que su oferta era Q10.5 millones más cara, porque Datum incumplió con varios requisitos.

Al momento de calificar, la oferta de Datum no fue considerada por haber quedado fuera, razón por la que el Seguro Social considera que no hay sobrevaloración, pues no había punto de comparación.

El contralor afirmó: “Si se descalificó a la empresa que ofrecía el servicio más barato, yo aborto el proceso e inicio otro. Obviamente me va a generar duda una diferencia de Q10 millones en un precio. Además, la Ley no obliga a otorgar la licitación a nadie”.

Según Mencos, las autoridades del IGSS justifican que Datum les ofrecía una licencia temporal, mientras que la de Cesa de Guatemala era indefinida. Sin embargo, expuso el contralor, “el departamento técnico informático de la Contraloría realizó un análisis de las propuestas y determinó que ambas ofrecían el mismo servicio”.

Mencos agregó que las autoridades del IGSS le solicitaron una reunión para darle “una explicación”, pero él ya había solicitado el dictamen técnico, así que no aceptó.

Interés en el caso

Según el Seguro Social, el proceso se evaluó en junio, después de una solicitud de Lira.

Durante la investigación se determinó que Luis Octavio Girón Cordón aparece como representante legal de Datum y también es financista y miembro del comité ejecutivo del partido Encuentro por Guatemala, agrupación por la que fue electo el congresista.

Según el diputado, lo único que hizo fue pedir información sobre los criterios para otorgar el contrato. Luego, uno de los directivos del IGSS le solicitó una reunión y en esta planteó las dudas que existían en torno al proceso de adjudicación, por la diferencia de precios.