Escenario

Un chirmol amoroso

Hoy se lanzó la 23 edición del Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), el cual incluye 19 mil americanismos, de los cuales hay muchos que son propios de la cultura guatemalteca.

Por POR BILLY QUIJADA

CIUDAD DE GUATEMALA - A partir de ahora quien consulte el DRAE encontrará neologismos que caracterizan a los guatemaltecos.

| ARCHIVO: Lista de americanismos |

A continuación presentamos un cuento que incluye las palabras que aprobó la Real Academia Española en su reciente título.

Un chirmol amoroso

En un pueblo de oriente llamado Quezaltepeque existe una pareja muy alebrestada. Le pasa todo tipo de cosas. Tanto buenas como malas. A pesar de todo siempre terminan juntos. Ellos son Julián y Calmelia.

Julián es bien huevón y siempre pasa a moronga; y su esposa, suele ser bien chismosa.

Un día Camelia salió a vacilar con sus amigas. Todas ellas son bien pícaras y amalayaban que su compañera tuviera una aventura con Juan, a quien intencionalmente se encontraron por el parque del pueblo.

Las señoras embrocaron a Camelia para que se quedara sola con Juan. Él la comenzó a enamorar. Al principio ella no le quiso poner atención porque estaba casada pero terminó poniéndolo atención porque este es calilla. Al fin logró convencerla para que fueran a platicar por ahí cerca del parque, pero la pobre Calmelia nunca pensó que esto le iba a traer consecuencias, entre estas que comenzó a ser el güirigüiri de toda la mara, hasta que llegó a oídos de su esposo.

Julián se enfureció al enterarse y se fue para la cantina El Venadito a ponerse una buena matraca. Cuando los vecinos lo vieron salir del lugar comenzaron a reírse de él. Todo empurrado se fue a la casa con la intención de confrontar a su mujer. No la encontró y pensó: “Seguro está con el maleta de Juan”.

Justo como pensó. Iba por el parque cuando la encontró platicando con él. No lo pensó dos veces, por la moronga que cargaba, pero a lo lejos la distinguió por chongo.

Entre los reclamos le preguntó: “¿Qué es lo que hacías con Juan?”. Ella le contestó: “Yo solo platicaba con él”.

“Pero yo te miraba que te abrazabas con el Juan, cueruda”. “No es lo que vos pensás, pues por la zoca que cargas ya mirás alucinaciones”, le contestó.

Julián le creyó y le ofreció disculpas por el mal entendido. Los se fueron caminando a la casa, acompañados por el chipichipi ahh y además bien amelcochados.

DEFINICIONES

Amalayar: Desear ardientemente algo que se añora.

Amelcochar: Acaramelarse, derretirse amorosamente, mostrarse extraordinariamente meloso o dulzón.

Calilla: Persona molesta y pesada.

Chipichipi: Llovizna.

Chirmol: Intriga (‖ enredo).

Chismoso, sa: Delator.

Chongo: Rizo de pelo.

Cuerudo, da: Desvergonzado.

Embrocar: Involucrar a alguien en una actividad que lo perjudica.

Empurrado, da: Dicho de una persona: Que tiene el semblante de enojo.

Güirigüiri: Conversación o discurso extensos e insustanciales, y a veces sin fundamento.

Huevonear: Haraganear, perder el tiempo.

Mara: Gente, pueblo, chusma.

Matraca: Emborracharse (‖ beber hasta trastornarse los sentidos).

Moronga: Estar borracho.

Vacilar: Gozar, divertirse, holgar.

Vos: Forma que, en nominativo, vocativo o precedida de preposición, designa a la persona a la que se dirige quien habla o escribe. U. en situaciones comunicativas informales o en el trato de familiaridad. Vos sabés lo que te espera.