Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

13/02/09 - 00:00 Cultura

Marimba Internacionales Conejos, cumple 125 años 

POR NANCY ARROYAVE

Hace muchos años, en 1884, los hermanos Manuel, José, Juan y Raymundo Orozco, oriundos de San Pedro Sacatepéquez, San Marcos, formaron un conjunto musical de marimba sencilla, acompañada de un violón.

Aquella primigenia agrupación estaba destinada a trascender en el tiempo y el espacio. Hoy, 125 años después, la cuarta generación de los Orozco sigue al frente de este conjunto que cuenta con 19 músicos, efectúa giras anuales por Estados Unidos y Canadá, tiene una vasta discografía y, aunque se ha transformado en marimba orquesta, siempre conserva en su repertorio piezas de marimba pura.

Gracias a su popularidad, la marimba de los hermanos Orozco nunca perdió vigencia.

Con el tiempo, se incorporaron los hijos de Manuel: Brígido, Felipe, Alejandro y Eduviges. Tíos y sobrinos amenizaban juntos todo tipo de celebraciones.

Un día que al pueblo llegó el Circo Navarro, los hijos de Manuel fueron contratados para animar las funciones. Corría la década de 1920. Fue en aquella oportunidad en donde un payaso los bautizó como Los Conejos.

El payaso tarareaba una melodía y los chicos lo seguían con la marimba. Asombrado por esta habilidad, el payaso preguntó al público cuál era el animalito más rápido e inteligente.

Después de recibir varias respuestas, se decidió por el conejo y, desde entonces, ese nombre los acompaña.

Claro que nunca ha faltado la broma de que, ante tanto músico con el mismo apellido, alguien les dijo ¡ustedes se reproducen como los conejos!

En esa segunda generación destacó Alejandro Fidel Orozco Godínez, uno de los compositores más grandes de San Marcos, cuyo nombre lleva la plaza cívica de San Pedro Sacatepéquez.

Entre algunas de sus más famosas composiciones están Bailar llorando, La chirimilla, Lejos de mi tierra y Suspiros de Olga.

La tercera generación (1950 y 1986) estuvo dirigida por J. Rufino Orozco, quien trabajó con los hijos de Alejandro, y es autor de la inmortal Concepción Tutuapa. El representante del grupo era Ignacio Rubén, padre del actual director, Wuerner Orozco.

Esta generación convirtió al grupo en marimba orquesta al introducir saxos, trompetas y percusión. A partir de entonces, a los miembros de la familia Orozco se les sumaron músicos de otras familias, predominantemente marquenses.

Con solo 12 años de edad, Wuerner era ya parte del grupo.

Según cuentan, el nombre actual lo adoptaron luego de que en 1981, el vocalista Ulises Vásquez lanzó el conocido grito de ¡Internacionales Conejos! en plena grabación. “Nos gustó mucho y lo adoptamos”, cuenta el director.

Estos 125 años han sido suficientes para que a los Internacionales Conejos se les considere agrupación infaltable en muchas fiestas del Occidente y Suroccidente. “Incluso han dicho: ‘Si no están los Conejos, no hay baile’”.

Por la cercanía con la frontera mexicana, también los conocen en Chiapas, Tonalá, Tapachula y otros lugares cercanos.

Han llevado a cabo varias giras a Estados Unidos y Canadá en donde, por los saludos que el público envía en servilletas, se dan cuenta de las muchas nacionalidades de su inmenso público.

Tanto éxito han tenido en tierras del Norte que a un concierto que tuvo lugar en West Palm Beach, en el 2005, asistieron tres mil 268 personas. Según el dueño del local, solo cuatro personas menos que Los Tigres del Norte en la misma gira.

El grupo está satisfecho y asegura que “hay conejos para rato”.

Los Internacionales Conejos tienen una fama impresionante. “Hay lugares en los que llevamos hasta 20 años de llegar a las fiestas de los pueblos”, indican.

En este ir y venir con su música por todas partes, las anécdotas no faltan. Algunas son alegres, otras no tanto, como el día cuando fueron asaltados y les robaron parte de los instrumentos y del dinero recaudado.

Pero ellos prefieren hablar de experiencias más enriquecedoras, como cuando en el 2005 llegaron a una ciudad afectada por el huracán Katrina y no consiguieron hotel debido a que el Gobierno había alquilado todas las habitaciones para los refugiados.

Así las cosas, decidieron pedir albergue en una iglesia evangélica, donde el pastor aceptó que pernoctaran. Estando allí se pusieron a ayudar con la clasificación de víveres y a llenar cajas para los damnificados. Al ver ese gesto, el pastor hospedarlos en su casa.

Sin duda alguna, la anécdota que ninguno del grupo olvidará es el día cuando se dirigían en dos camionetas a Atlanta para un concierto esa misma noche. No sólo tomaron la carretera equivocada y se dirigieron a Florida, sino que se les descompuso una de las Van y tuvieron que meterse 25 personas en un vehículo para 15, con mucho temor de que la Policía los pudiera detener. Afortunadamente, este extremo no se cumplió.

Lograron retomar el rumbo, pero al llegar a su cita en Atlanta (a las dos de la madrugada) el dueño del local donde tendría lugar la fiesta había tenido que devolver el dinero al público que, enojado, lo tildó de ladrón y farsante.

Eso no fue obstáculo para que no los volviera a contratar, solo que ya no pudo hacerlo en el mismo salón.

Dado que no se trata de un grupo de reciente formación, la discografía de los Internacionales Conejos data de mediados del siglo pasado a la fecha. A lo largo de todo ese lapso han grabado desde acetatos y casetes hasta discos compactos y DVD.

“La primera producción discográfica se grabó en el Teatro Municipal de Xela, en 1950. Se hizo allá porque venir a la capital costaba mucho y el camino era de terracería”, comentan.

El primer grabador fue Roberto Mendizábal bajo el sello Iximché, ya desaparecido.

Luego grabaron con Discos de El Salvador, Sonibel, Agayc y Fonica. “Desde el año 2000 para acá hemos trabajado con Difosa, que nos ha permitido mucha más expansión”, aseguran.

Aquella habilidad que tenían sus antepasados de adaptarse a todo tipo de ritmo y que les valió el nombre de conejos, se mantiene aún dentro del grupo. En los 65 títulos de su discografía, los Internacionales Conejos hacen gala de un repertorio de lo más variado: Su repertorio incluye son, seis por ocho, valses, cumbia, merengue, gaita, duranguense, bachata y hasta reguetón.

“No olvidamos nuestras raíces” comenta Wuerner Orozco. Siempre hay un lugar privilegiado para la marimba pura y para todas aquellas melodías creadas por los Orozco y otros grandes compositores que han integrado el conjunto, como Natanael Monzón, autor de El Valle de la Esmeralda.

125 aniversario

•  Los Internacionales Conejos festejarán con un baile.

• Sábado 14 de febrero

•  Salón No. 8 del Parque de la Industria

• A partir de las 18 horas

• Admisión, Q60 por persona

• Los acompañarán Checha y su India Maya, Ecos Manzaneros, Los Francos de Toto y Banda FM de Zacapa


Más noticias de Cultura

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.