Escenario

Obras de Diego Rivera se exhiben en Nueva York

Ocho murales “portátiles”, creados por el artista mexicano Diego Rivera (1931) para el Museo de Arte Moderno (MoMA), Nueva York, vuelven a ser exhibidos en el mismo lugar, 80 años más tarde, en una muestra que se extenderá hasta mayo del 2012.

Por POR REDACCIÓN CULTURA

Mural del artista mexicano  Diego Rivera.
Mural del artista mexicano Diego Rivera.

Murales para el Museo de Arte Moderno rinde homenaje a la extraordinaria aventura llevada a cabo por el MoMA y Rivera, con motivo de su primera retrospectiva en la Gran Manzana: pintar in situ (en el mismo sitio), en un corto lapso una serie de obras que serían luego el eje de la muestra.

“Sus murales, por definición fijos en un solo lugar, resultaban imposibles de transportar para la exposición. Con el propósito de solucionar este problema, el museo trajo a Rivera a Nueva York seis semanas antes de la inauguración de la muestra (1931) y le proporcionó un estudio improvisado en una galería vacía”, cuentan los organizadores al recordar la exposición original de ese año.

Allí, trabajando contrarreloj con dos asistentes, Rivera creó cinco “murales portátiles”, que conmemoraban episodios de la historia de México.

Tras la apertura de la exhibición, el artista pintó otros tres murales, inspirados en la Nueva York contemporánea.

La muestra original se inauguró hace 80 años, y era la segunda retrospectiva que el museo neoyorquino dedicaba a un artista.

La exposición, que duró cinco semanas, rompió récords de asistencia, según el MoMA, que explica que por aquel entonces Rivera “ya gozaba de prestigio internacional” y era la figura más conocida del muralismo mexicano.