Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

24/02/13 - 00:00 Cultura

Viaje prodigioso

Entre melodías con aires de nostalgia, suspenso, euforia y alegría, Timothy Durkovic —músico guatemalteco que reside en Estados Unidos— llevó al público del Auditorio Juan Bautista Gutiérrez a un viaje por diferentes regiones del mundo, gracias a la elocuencia del recital Travels, el pasado jueves, en el arranque del Festival Bravíssimo, que este año celebra 30 años.

El colorido de Guatemala, reflejado en los cuadros del maestro César Fortuny —Cuilapa, 1944—, en los cuales se mostró la flora y la fauna, así como diferentes textiles que adornaron el escenario, fueron elementos que ambientaron el inicio de la travesía que Durkovic brindó a su público.

Descubrir el mundo

Travels, obra compuesta especialmente para el Central 4 Piano Quartet, por Dan Redfeld, compositor y arreglista que se encontraba entre el público, fue la obra musical que abrió el concierto.

Con un piano que causaba melancolía y nostalgia, la audiencia llegó a su primer destino: la Plaza Roja de Moscú, en Rusia.

El violín, la viola y el chelo, que fueron de un tono suave a uno más denso, impregnaron magna energía, justo la que connota el Monumento a Kuzmá Minin y Dmitry Pozharsk, que representa el alzamiento del pueblo ruso contra la tiranía.

El recorrido abarcó místicas zonas gélidas de Europa y los enigmáticos bosques del noroeste estadounidense.

La expedición musical sumergió a todos en las profundidades oceánicas, con la complicidad de una perfecta digitación de la viola y el violín; hasta llegar a los estados sureños de EE. UU., traslado que fue posible gracias a los sonidos de un piano que evocó el ragtime del siglo XIX, como lo hizo Scott Joplin.

Majestuosidad

Durante la segunda parte predominó la elegancia, la estética, la precisión y elocuencia, cuando los músicos interpretaron una obra de uno de los compositores representativos de la música clásica: Ludwig Van Beethoven, el Concierto para piano y orquesta número 4, Opus 58 en sol mayor —compuesto entre 1805 y 1806—, con arreglos de Vinzenz Lachnet, en el cual Durkovic mostró sus dotes como pianista.

Su aguerrida y ágil interpretación causó la ovación de un público que quedó admirado de su crecimiento como intérprete del teclado negro y blanco.

Estreno mundial

Justo en la época en que se ha puesto de moda la célebre novela de Alejandro Dumas Los Miserables, gracias a la versión fílmica que está nominada como Mejor Película en la 85 entrega de los Premios Óscar, Durkovic decidió finalizar su presentación con melodías de este musical.

Sentimientos de suspenso, tragedia, heroísmo y romanticismo fue lo que el pianista logró reflejar en su última interpretación, justo como lo hizo el autor cuando publicó este conmovedor relato en 1862.

La suite de concierto para sexteto de piano que interpretó el pianista junto a la agrupación musical fue un arreglo que Redfeld hizo de Les Misérables, de Claude M. Schonberg.

Timothy Durkovic se siente orgulloso de ser guatemalteco y no duda en afirmar que considera un “privilegio” volver a su país, tras haber egresado de la prestigiosa Juilliard School of Music, en Nueva York, o haber mostrado su talento en cotizados escenarios.

DESDE EL CORAZÓN DE UN MÚSICO

“Es un honor estar en casa”
Mientras algunos de los músicos del  Central 4 Piano Quartet  liberan sonidos en el ambiente,  durante  un último ensayo, Timothy Durkovic expresó su sentir sobre volver al escenario del Auditorio Juan Bautista Gutiérrez, su segundo hogar, como él lo llama, pocos minutos antes de comenzar el concierto.

¿Qué siente de estar de nuevo en el país?
Es un honor y un orgullo  estar en casa, que siempre será mi patria.

¿Qué espera de este festival?
Considero este escenario como mi hogar. Fue a raíz de la última presentación —2010— que tuvimos en este auditorio que surgió el impulso de establecer al grupo —Centra l4 Piano Quartet— como una alineación formal.

¿Ha sido difícil trabajar en Estados Unidos?
 Sí, es un poco difícil. Tomó alrededor de 10 años armar una red de músicos sólida, que es con la que trabajamos. Aunque no ha sido sencillo, trabajar duro y con perseverancia  hace que uno logre sus propósitos.  
 
También ha podido compartir con compatriotas de la Orquesta Sinfónica. ¿Cómo fue trabajar con ellos?

Me encantó trabajar con ellos,  son mis colegas y muchos de ellos  son mis amigos desde hace 20 años, cuando estudiábamos en el Conservatorio Nacional. Me gustaría volver a tocar junto a ellos.

REACCIONES DEL PÚBLICO

“Me ha parecido maravilloso, por la línea de música  y la elegancia en su forma de ejecución. Es un gran pianista”.
Luis Felipe Girón May, barítono guatemalteco.

“Me encantó esta nueva visión de la música. Cada melodía que interpretó creo que llegó al interior de cada persona. Fue un momento perfecto”.
María Luisa Beltranena, abogada y catedrática.

“¡Lindísimo. Todo el conjunto ha sido perfecto y precioso! Me sentí transportada  a todos estos lugares por la música. Simplemente  me fascinó”.
Dorothy de Obrock,  ama de casa.

“Ha sido muy bueno. Es primera vez que lo veo y me ha parecido un personaje con un valioso arte. Es un privilegio  que venga a compartir su música con los guatemaltecos”.
Julio Sagastume, administrador de empresas.

POR ÁXEL VICENTE /

Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.