Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

08/07/13 - 00:00 Cultura

Qué hacer con las palabras soeces

A partir de los 5 años, incluso antes, los niños sorprenden a sus padres con palabras soeces. Para ellos es un juego más, una forma de expresarse. ¿Qué deben hacer los papás para terminar con esta costumbre?

A esta edad, los pequeños experimentan un fuerte desarrollo de la imaginación, cuentan con amplio vocabulario y exploran su entorno al prestar mucha atención a lo que hacen los demás e imitan todo lo que pueden.

Conviene explicarle al pequeño lo que significan sus palabras y tratar de que entienda que con ellas puede herir los sentimientos de los demás.

No hay que reírse de la ocurrencia de la criatura. Si se le ignora cuando dice palabras soeces, lo más probable es que, en unos días, pierda el interés por decirlas.

Hay que predicar con el ejemplo. El niño repite todo lo que oye: en la televisión, en el colegio y, sobre todo, en casa. Si los padres se expresan con palabras soeces, es seguro que el pequeño también lo haga. No entenderá el hecho de que los adultos se desahoguen con ellas mientras que para él están prohibidas.

Cuando el niño las emplee, en vez de regañarle, se le puede ofrecer una palabra alternativa que pueda utilizar para expresar su malestar.

POR REDACCIÓN BUENA VIDA FAMILIA /

Herramientas

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.