Leer es una excelente manera de comenzar el año

Milan Kundera es el eterno candidato al Premio Nobel de Literatura, gracias a su calidad literaria y la popularidad de sus novelas, esas que se leen de un solo tirón y que dejan una buena sensación literaria.

Por POR ÁNGEL ELÍAS

<p>Estudio señala que es recomendable leer un libro impreso y no en tableta, para dormir bien. (Foto Prensa Libre: Archivo)<br _mce_bogus="1"></p>
Estudio señala que es recomendable leer un libro impreso y no en tableta, para dormir bien. (Foto Prensa Libre: Archivo)

Kundera, luego de dos décadas, publicó el año pasado su novela La fiesta de la insignificancia, un relato que indaga sobre la levedad de la insignificancia en el mundo, sus cosas y las consecuencias sobre nuestros actos.

Kundera reflexiona, como acostumbra, en lo más minuciosos detalles, que muchos dejan pasar inadvertidos. En el mundo contemporáneo, ¿qué entendemos por sensual? se cuestiona el autor.

Con esa pregunta, hace un fugaz recorrido por la memoria del mundo para debatir sobre este dilema existencial.

En la actualidad, el debate cae en lo enigmático, erótico y provocador que puede llegar a ser el ombligo de una mujer, reflexiona Kundera, y a partir de esto se desarrollan múltiples historias al mejor estilo del escritor checoslovaco.

"Proyectar una luz sobre los problemas más serios y a la vez no pronunciar una sola frase seria, estar fascinado por la realidad del mundo contemporáneo y a la vez evitar todo realismo, así es La fiesta de la insignificancia", citan los editores del libro.

Leer a Kundera no es un reto intelectual complejo, y que no se confunda con fácil, que sería una etiqueta injusta para un escritor como él, sino por cotidiano y real.

Este libro se define como un resumen de muchos de sus libros. Por lo elaborado de sus historias y el añejamiento de su escritura, se nota un escritor paciente, elocuente y espectador, que no tiene nada que ver con la voracidad de los escritores jóvenes.

El ávido lector de Kundera podrá notar retazos, toques y tintes literarios de libros como El libro de la risa y el olvido y La insoportable levedad del ser.

El autor

Milan Kundera nació el 1 de abril de 1929, en Brno, Checoslovaquia. Desde 1975 reside con su esposa en Francia, de donde es ciudadano, desde 1981.

El libro

La fiesta de la insignificancia contiene 150 páginas, y fue publicado por Tusquet Editores.

EL CAPITAL EN EL SIGLO XXI, Thomas Piketty

El lector encontrará en estas páginas un detallado análisis que hace el economista francés sobre la distribución del ingreso y la riqueza del mundo desde el siglo XVIII hasta nuestros días. 660 páginas. Editorial Fondo de Cultura Económica.

UN AYER EN PEDAZOS, Otto Letona

Esta novela es un viaje a la memoria, un homenaje a los recuerdos que el autor local construye capítulo a capítulo. 200 páginas. Editorial Magna Terra.

REFLEXIONES DE UN ARTISTA, Roberto González Goyri

Este libro recopila los pensamientos, cartas y las palabras del artista guatemalteco Roberto González Goyri. Muestra la producción y opinión sobre otros artistas que tuvo a lo largo de los años el maestro de la plástica, 260 páginas. Edición Adesca.

LA ECONOMÍA DE LA LITERATURA, Marc Schell

Este libro del autor canadiense aborda la relación entre la literatura y la economía. Existen múltiples y complejas conexiones entre ambas ramas, que parecen tan distintas, pero a la vez mantienen contacto. 275 páginas,

Fondo de Cultura Económica.

DIARIOS DE APRENDICES (1939 1976), Alexander Sequén-Mónchez

Este diario surge de una investigación hecha por el autor guatemalteco sobre la obra y vida del escritor local César Brañas. Contiene cartas, reflexiones de aforismos del literato, los cuales se encontraron en periódicos de mediados del siglo XX. 330 páginas. Magna Terra