Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

01/03/13 - 00:00 Cultura

Su pasión por el bel canto los lleva lejos

El 2013 comenzó con importantes reconocimientos para cuatro cantantes líricos nacionales: la soprano Ana Isabel Lazo cantó en el Lincon Centre, y el tenor Mario Chang, en la ópera Parsifal, en el Metropolitan Opera House, Met, ambos en Nueva York; además, las sopranos Karin Rademann y Julia Pimentel participarán en la ópera La Traviata, en Honduras.

POR LUCíA HERRERA

“La experiencia en Nueva York fue lindísima”, comentó Ana Isabel Lazo luego de su presentación, el 16 de febrero último, en la sala Alice Tully Hall, en el Lincoln Center. La soprano, que actualmente reside en Italia, fue invitada por el grupo I Sing Beijing, de Pekín, China, luego de haber participado con ellos en un concierto el año pasado en el país asiático.

Para estar con la agrupación, Lazo efectuó audiciones y fue seleccionada entre cantantes de todo el mundo.

“Las personas del programa quedaron tan satisfechas con mi desempeño, que me invitaron a Nueva York. La experiencia fue increíble, pero muy difícil porque tuve que cantar en cuatro idiomas: italiano, inglés, francés y mandarín”, agregó la cantante.

En el met

El tenor Mario Chang participó recientemente en la ópera Parsifal, en el Metropolitan Opera House, Met, en Nueva York donde interpretó el personaje de Forth Squire. Chang es el segundo guatemalteco en cantar en tan prestigioso escenario. La primera fue Aída Doninelli, entre los años 1928 y 1933.

“Cantar en el Met fue cumplir una de mis más grandes metas, y eso me llena de satisfacción. La experiencia estuvo increíble, aprendí mucho, la producción tuvo muchos detalles conmigo”, resaltó Chang a Prensa Libre.

El tenor se fue a Nueva York en el 2010, becado por el programa Lindemann Young Artist Program del Met. Desde entonces ha tenido grandes éxitos artísticos, entre ellos el premio Young Artist Humanitarian Awards, otorgado por Hildegard Behrens Foundation, por ser un joven artista destacado y por su sentido humanitario.

En noviembre del 2012 fue invitado a participar en el Opera Studio de la Accademia Nazionale di Santa Cecilia di Roma, Italia, lugar en el que trabajó durante un mes con la soprano Renata Scotto, y cerró con un concierto.

Además, continúa con su tercera temporada de estudio en el Met y se ganó otra beca para estudiar por dos años un Artist Diploma in Opera Studies, en la prestigiosa Juilliard.

En Centroamérica

Las sopranos Karin Rademann y Julia Pimentel compartirán el personaje de Violetta, de la ópera La Traviata, de Giuseppe Verdi, que presentará la Fundación Musical de Honduras en el Teatro Nacional Manuel Bonilla, Tegucigalpa, este mes.

Ellas se preparan desde hace varios meses para esta participación. Rademann cuenta que una de las grandes dificultades que ha tenido que solventar es mantener un timbre central rico y claro, que permita atravesar la orquesta con propiedad.

Julia Pimental, quien es soprano lírica spinto —matiz dentro de la voz soprano—, comenta que está muy contenta por la oportunidad, sobre todo porque Honduras tiene un público muy entusiasta y comprometido con el arte.

Ella participó hace dos años con ellos en la ópera Cavalleria Rusticana, de Pietro Mascagni. “El personaje de Violetta es mágico, yo me identifiqué de inmediato con él, aunque su interpretación es desafiante”, agrega Pimentel.


Más noticias de Cultura

Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.