Escenario

Hubo teatro para todos

Artistas, público y escenario son los elementos que dan vida a la inagotable fuente de mundos imaginarios que divierten, conmueven o hacen reflexionar: el teatro.

Por POR ARMANDO BENDAÑA Y CRISTIAN NOÉ DÁVILA

En el 2010 el público pudo apreciar más de 175 actividades escénicas, entre dramas, teatro para niños, comedias y musicales.

La calidad de los trabajos presentó un buen nivel, ya que la mayoría fue excelentes, aunque no se puede ocultar que, unos pocos, tuvieron deficiencias evidentes. En el ambiente se pudo apreciar compromiso, juventud, capacidad y perseverancia.

Lo interesante es que los montajes se desarrollaron en más de 33 escenarios, lo que demuestra que la creatividad de los artistas no está limitada a las salas convencionales, sino que apuestan por espacios alternativos para expresarse.

Destacados

En el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, también conocido como Teatro Nacional, se llevaron a cabo importantes actividades dramáticas, como el IV Festival Nacional de Teatro, en marzo último, en el cual se presentaron grupos nacionales y extranjeros. Tres viejos mares y Sentado en un árbol caído fueron algunos de los montajes más representativos de dicha actividad.

Otra de las representaciones que llamó la atención fue: Las Poderosas —en noviembre recién pasado—, una interesante propuesta escénica que narraba la fuerza interna de un grupo de mujeres que decidieron sanar las heridas que les había causado la violencia física y emocional.

En cada una de las presentaciones que se efectuaron en dicho recinto cultural siempre hubo limpieza y calidad técnica, lo que pone en evidencia la importancia del buen funcionamiento de esta joya arquitectónica del maestro Efraín Recinos.

El Teatro de Bellas Artes demostró que puede ser un espacio con mucho movimiento artístico. En este edificio estuvo en temporada Los Fantoches, en octubre, de la Compañía Nacional de Teatro, y también se efectuó la Primera Muestra Centroamericana de Teatro.