Guatemala

Preocupa falta de higiene en rastros

Vecinos se hallan preocupados por la insalubridad en los rastros municipales de Quetzaltenango, de la cabecera de Retalhuleu y Barberena, Santa Rosa, ya que generan contaminación porque las reses son destazadas  sin las más mínimas normas de salubridad, lo que pone en peligro la salud de los consumidores.

Por POR O. CARDONA, C. VENTURA Y R. MIRANDA

<p>Varios zopilotes&nbsp; permanecen en el rastro municipal de Quetzaltenango, el cual fue declarado insalubre por no cumplir con las medidas de higiene requeridas. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)</p>
Varios zopilotes  permanecen en el rastro municipal de Quetzaltenango, el cual fue declarado insalubre por no cumplir con las medidas de higiene requeridas. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)

PROVINCIA.- Ivo De León, delegado del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga), dijo que tras un estudio efectuado en el 2011, el rastro municipal de Xela fue declarado insalubre por la contaminación que causa; sin embargo, autoridades ediles no han solucionado el problema.

Agregó que en Quetzaltenango ningún matadero llena los requisitos, e incluso en algunos municipios el sacrificio de animales se lleva a cabo en galeras sin condiciones higiénicas.

“La mayoría de municipios de Quetzaltenango no cuentan con un rastro que cumpla las normas, y muchos productores de carne vienen a Xela por la carencia de mataderos en sus lugares de origen”, manifestó De León.

Rogelio Méndez, quien reside en cercanías del rastro municipal de Quetzaltenango, mencionó que el matadero causa contaminación, ya que algunas veces los residuos salen de los drenajes de las viviendas.

Sin respuesta

Méndez enfatizó en que el matadero ya no debe estar en un perímetro residencial y añadió que han solicitado que lo trasladen a otro lugar, pero no han obtenido respuesta.

La pobladora Celestina Saquich pidió a la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) que investigue por qué este matadero continúa, si fue declarado insalubre. Expuso que temen daños a su salud, por la manera inadecuada en que procesan la carne.

Jorge Barrientos Pellecer, alcalde de Quetzaltenango, manifestó que se han atendido las necesidades del matadero, pero señaló que por la falta de recursos es difícil construir otro inmueble; además, se requiere de un terreno fuera de la ciudad.

Vecinos denunciaron que el rastro municipal de la cabecera de Retalhuleu no cumple con los requisitos de higiene y calidad, lo que podría afectar la salud de los consumidores.

Agregaron que el agua contaminada que sale del rastro desfoga en la cuenca del río Xulá. Recordaron que el problema tiene unos 40 años, y nadie le ha puesto atención.

Celso Edilsa López, vicepresidente de la Asociación de Carniceros, señaló que hace dos años la comuna pretendió remodelar la estructura, pero el dinero no fue suficiente.

El alcalde, José Luis Galindo, comentó que actualmente no se ha invertido en este destazadero por falta de dinero, pero aseguró que hace dos años se instaló agua entubada y piso de cemento.

Edwin Chávez, auxiliar de la PDH, dio a conocer que verificarán la situación y enviarán un informe al Maga.

En tanto, vecinos de Barberena, Santa Rosa, comentaron que el rastro a cargo de la comuna no cumple las normas de higiene. Aseguraron que también genera malos olores y proliferan perros callejeros que buscan comer desperdicios.

Pedro López, delegado del Maga, afirmó que en Santa Rosa ningún rastro llena los requisitos de higiene.

Arturo Lanuza, síndico primero, indicó que construyen otro rastro con tecnología para el mejor proceso de la carne.