BBCMundo

Las grandes estrellas del deporte y los premios que siempre quisieron y nunca pudieron conseguir

El británico Andy Murray es consciente que esta puede ser su gran oportunidad de conseguir el título que le ha sido más esquivo durante su carrera.

Por BBC Mundo

Murray ha perdido las cinco finales que ha disputado en Australia. (Getty Images)
Murray ha perdido las cinco finales que ha disputado en Australia. (Getty Images)

La sorpresiva eliminación del serbio Novak Djokovic dejó al actual número uno del mundo como el gran favorito para conquistar el Abierto de Australia, torneo en el que ha perdido las cinco finales que ha disputado.

El problema para Murray puede ser el resurgimiento del suizo Roger Federer y del español Rafael Nadal que parecen haber reencontrado su mejor tenis y se presentan como los principales candidatos a amargarle la fiesta al tenista británico.

Pero el caso de Murray no es único y en la historia han habido deportistas y clubes que pese a haber dominado sus respectivas disciplinas nunca pudieron conseguir el premio que más anhelaban.

En BBC Mundo te contamos siete de los casos más famosos.

1. Messi y Ronaldo

Es imposible separar las historias del argentino y del portugués, dos futbolistas que han dominado el deporte en los últimos diez años hasta el punto que han pulverizado todo tipo de récords en cuanto a goles y premios individuales y colectivos.



A Cristiano Ronaldo y a Lionel Messi les falta un título para coronar sus carreras. (Getty Images)
A Cristiano Ronaldo y a Lionel Messi les falta un título para coronar sus carreras. (Getty Images)


Pero ninguno ha podido conquistar la Copa del Mundo de futbol y es probable que el de Rusia en 2018 sea la última oportunidad que tengan para conseguirlo.

Messi estuvo cerca en Brasil, pero perdió la final frente a Alemania, mientras que el título de Ronaldo con Portugal en la pasada Eurocopa fue relevante, pero no tiene la magnitud de un mundial.

De no levantar el trofeo en Moscú el próximo año, sus nombres se unirán al de grandes jugadores que nunca lo pudieron hacer como Alfredo DiStéfano, Eusebio o Johan Cruyff.

2. Holanda

El caso de Cruyff trasciende de lo individual y se extiende por todo su país, una de las selecciones con mejor pedigrí en la historia del futbol, pero que nunca ha podido conquistar un mundial.



Holanda ha perdido tres finales en los mundiales de futbol. (Getty Images)
Holanda ha perdido tres finales en los mundiales de futbol. (Getty Images)


LLegó tres veces a la final, pero se han quedado a un paso de la gloria al perder contra Alemania Federal en 1974, Argentina en 1978 y España en 2010.

De los tres es el primero el que más sigue doliendo luego que deslumbraron al mundo con su "futbol total" y se adelantaron en la final, para luego ver como su principal rival futbolístico remontaba y conquistaba el trofeo.

3. Buffalo Bills

Hay 13 equipos de la Liga Profesional de Futbol Americano de los Estados Unidos (NFL, por sus siglas en inglés) que nunca han podido ganar el Súper Tazón o Super Bowl.

Pero para uno de ellos, el trofeo Vince Lombardi se ha convertido en una obsesión un poco agonizante.



Una patada que jamás podrán olvidar los aficionados de los Buffalo Bills. (Getty Images)
Una patada que jamás podrán olvidar los aficionados de los Buffalo Bills. (Getty Images)


A comienzos de los años 90 los Buffalo Bills ganaron cuatro títulos consecutivos de la Conferencia Americana que les permitió clasificar al famoso partido decisivo, pero perdieron las cuatro finales.

La más cruel fue la de 1991 cuando cayeron 20-19 contra los New Yors Giants luego que Scott Norwood pateara el balón por fuera en los últimos segundos del partido.

4. Paula Radcliffe

Es difícil poder olvidar una de las imágenes más dramáticas y desconsoladoras de los Juegos Olímpicos, la de la corredora británica Paula Radcliffe en Atenas 2004.

La maratonista llegó a la capital griega como la gran favorita a conquistar la medalla de oro tras haber conquistado títulos en los campeonatos mundiales, en los europeos y en los juegos de la mancomunidad británica.

Pero en las olimpiadas todo fue diferente.



Radcliffe no pudo contener el llanto cuando se detuvo en Atenas. (Getty Images)
Radcliffe no pudo contener el llanto cuando se detuvo en Atenas. (Getty Images)


Tras haber quedado por fuera del podio en Atlanta y Sídney, Radcliffe se transformó en la mejor maratonista del mundo, hasta el punto que el récord que estableció en la distancia todavía está vigente.

Sin embargo, en Atenas no pudo ni siquiera terminar la carrera y, tras sufrir calambres, en Pekín se tuvo que despedir del atletismo sin haber conquistado una medalla olímpica.

5. Pete Sampras

Conquistó 14 Grand Slams y 64 títulos durante su carrera, estuvo 286 semanas como número del mundo y dominó sin paliativos el tenis entre 1993 y 1998.



Sampras tras perder en semifinales de Roland Garros en 1996. (Getty Images)
Sampras tras perder en semifinales de Roland Garros en 1996. (Getty Images)


Pero el pistolero Sampras nunca pudo ganar Roland Garros y de esa forma nunca completar el Grand Slam en su carrera.

Lo más cerca que estuvo fue en 1996 cuando perdió en semifinales contra el ganador del abierto de Francia ese año, el ruso Yevgeny Kafelnikov.

6. Stirling Moss

Es considerado el mejor piloto de F1 que ha existido sin haber ganado nunca el título.

Es más, muchos consideran que el piloto británico fue mejor que muchos de los que han conquistado la corona desde que disputó el primer campeonato en 1950.



Moss ganó 16 carreras en F1 y fue subcampeón de la categoría en cuatro ocasiones. (Getty Images)
Moss ganó 16 carreras en F1 y fue subcampeón de la categoría en cuatro ocasiones. (Getty Images)


El único problema que tuvo es que por delante de él siempre estuvo un impenetrable Juan Manuel Fangio.

El adiós del argentino en 1957 puedo abrirle las puertas, pero Moss sufrió una serie de accidentes en los siguientes años que motivaron su retiro en 1962.

Fue cuatro veces subcampeón y en tres temporadas finalizó en tercer lugar.

7. John Stockton y Karl Malone

Uno fue la extensión del otro y la frase "Stockton para Malone" se convirtió en parte del folclore de la NBA, la liga profesional de baloncesto de Estados Unidos, durante los años 90.



El mejor en asistencia y el segundo mejor anotado de la historia de la NBA nunca pudieron lucir el anillo de campeón. (Getty Images)
El mejor en asistencia y el segundo mejor anotado de la historia de la NBA nunca pudieron lucir el anillo de campeón. (Getty Images)


Mientras John Stockton lidera la lista de asistencias en toda la historia de la NBA con 15.806, tres mil más que cualquier otro jugador, Karl Malone es el segundo máximo anotador de la liga con 36.928 puntos, sólo superado por el legendario Kareem Abdul-Jabbar.

Juntos elevaron a los Jazz de Utah a seis títulos de división y dos campeonatos de la conferencia oeste en 1997 y 1998.

Pero en las finales apareció en ambas ocasiones Michael Jordan y los Bulls de Chicago para acabar con el sueño de conquistar el anillo.