BBCMundo

Rusia 2018: ¿qué pasó la última vez que Argentina se enfrentó a Perú por eliminatorias al mundial en la Bombonera y por qué es un fantasma para la albiceleste?

Los futbolistas suelen decir que la historia no juega en la cancha, pero en ocasiones resulta inevitable que haya fantasmas del pasado que por lo menos ocupen un lugar en las gradas.

Por BBC Mundo

Guerrero tendrá la responsabilidad de volver a silenciar la Bombonera. (Foto Prensa Libre: BBC Mundo)
Guerrero tendrá la responsabilidad de volver a silenciar la Bombonera. (Foto Prensa Libre: BBC Mundo)

Es el caso del trascendental partido que disputarán este jueves Argentina y Perú en el estadio la Bombonera por la penúltima fecha de las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Rusia 2018.

El mítico estadio de Boca Juniors fue elegido a última hora como la sede del partido en detrimento del tradicional hogar de la selección argentina, el estadio Monumental, señalado como una de la razones del irregular proceso clasificatorio que tiene a Argentina en el quinto lugar de la tabla y por fuera de los cupos directos que dan acceso a la cita mundialista del próximo año.

A la cancha de River Plate la acusan de ser fría y distante, características que aseguran influyeron en la derrota contra Ecuador y en los empates frente a Brasil y Venezuela, partido que terminó siendo el detonante para que la Asociación de Fútbol Argentina trasladara el encuentro contra Perú unos 14 kilómetros hacia el sur de Buenos Aires.

La medida contradice el dicho de los futbolistas, pero ante el riesgo de quedar por fuera del Mundial la AFA optó por el campo que cree le permitirá dar un paso hacia la clasificación.

El último partido de la Bombonera fue el empate 1-1 contra Colombia en 1997. (Foto Prensa Libre: BBC Mundo)
El último partido de la Bombonera fue el empate 1-1 contra Colombia en 1997. (Foto Prensa Libre: BBC Mundo)

La idea es aprovechar la particular arquitectura de la Bombonera para hacer sentir más el aliento del hincha argentino a su selección y tratar de que los peruanos se sientan intimidados.

Los antecedentes le darían en principio la razón, ya que Argentina ha ganado 19 de los 29 partidos que disputó en ese campo y nunca ha perdido un partido por eliminatorias de los seis que jugó.

Pero también es verdad que de los dos empates que registra hubo uno que pasó a la historia como el peor recuerdo de la albiceleste en un proceso de clasificación.

Fue un 2-2 hace casi 50 años, precisamente contra Perú.

El fantasma

Igual que en aquella ocasión, a Perú, que está un puesto por delante de Argentina en el camino a Rusia, le sirve el empate para seguir dependiendo de sí misma para llegar a la fase final de un mundial por primera vez desde 1982.

Cubillas, en la foto en el mundial de 1978, fue el líder de la mejor generación de futbolistas que ha tenido Perú. (Foto Prensa Libre: BBC Mundo)
Cubillas, en la foto en el mundial de 1978, fue el líder de la mejor generación de futbolistas que ha tenido Perú. (Foto Prensa Libre: BBC Mundo)

Por eso que los aficionados, medios de comunicación y desde la selección peruana se han dedicado en las últimas semanas a evocar el espíritu de aquella tarde del 31 de agosto de 1969.

Ese partido selló su primera clasificación a una cita mundialista y marcó la última vez que Argentina se quedó por fuera de un Mundial.

Hasta el el "verdugo" Oswaldo Felipe "Cachito" Ramírez, autor de los dos goles, estará este jueves en la Bombonera junto a su selección.

Aunque en Argentina le restan importancia al significado histórico de ese partido, no cabe duda que el fantasma de lo que ocurrió en ese encuentro estará presente en las gradas del estadio de Boca.

El partido

Perú nunca había estado tan cerca de un mundial como en el proceso de clasificación a la copa de México 70 y llegó a Buenos Aires decidida a no dejar escapar la oportunidad.

Eran los primeros pasos de la considerada mejor generación de futbolistas de su historia, encabezada por Teófilo Cubillas y Héctor Chumpitaz, y la euforia se había apoderado de la selección tras los triunfos en Lima sobre Argentina y Bolivia, el tercer país del grupo.

Perú espera que en la Bombonera vuelva a aparecer un fantasma. (Foto Prensa Libre: BBC Mundo)
Perú espera que en la Bombonera vuelva a aparecer un fantasma. (Foto Prensa Libre: BBC Mundo)

Toda la presión estaba concentrada sobre los jugadores de la albiceleste, quienes se habían complicado la clasificación tras caer en sus dos partidos de visitante y haber ganado por la cuenta mínima a Bolivia de local.

Con una cancha a reventar, Argentina salió a buscar el partido desde el inicio, pero Perú generaba peligro cada vez que se iba al ataque con la velocidad de sus delanteros.

Orlando de la Torre fue expulsado contra Argentina, pero pudo estar en el mundial de México 70 (en la foto contra Marruecos). (Foto Prensa Libre: BBC Mundo)
Orlando de la Torre fue expulsado contra Argentina, pero pudo estar en el mundial de México 70 (en la foto contra Marruecos). (Foto Prensa Libre: BBC Mundo)

Con el paso del tiempo, la tensión fue aumentando y los nervios se fueron apoderando de los jugadores argentinos que no pudieron detener a Ramírez cuando se escapó en solitario por la izquierda para definir cruzado ante la salida del portero Agustín Cejas.

Era el minuto 19 de la segunda parte y Perú se encontraba con el boleto al mundial en el bolsillo.

Argentina siguió insistiendo y a ocho minutos del final logró igualar las acciones gracias al tanto de José Albrecht, quien transformó un dudoso penal.

Pero la alegría no duró mucho, ya que un error en la marca de la defensa argentina le permitió nuevamente a "Cachito" aprovechar su velocidad para marcar el segundo gol de Perú.

Es difícil imaginar un mundial sin Argentina y menos sin Lionel Messi. (Foto Prensa Libre: BBC Mundo)
Es difícil imaginar un mundial sin Argentina y menos sin Lionel Messi. (Foto Prensa Libre: BBC Mundo)

Hubo tiempo para la expulsión del defensor peruano Orlando de la Torre -en otra decisión polémica- y el gol del empate de Alberto Rendo justo antes del pitazo final, pero no para evitar el drama de la eliminación argentina.

"Nos quedamos afuera. Fue la peor experiencia de mi vida. Impresionante ver tanta amargura en un vestuario, algunos lloraban, {el técnico Adolfo} Pedernera fumaba en un rincón" contó Rendo en un pasaje del libro "Así Jugamos", de Diego Borinsky y Pablo Vignone.

"Me quedé solo a un costado, me metí en la ducha y cuando salí no había nadie, me vine caminando solo desde la Bombonera hasta mi casa de la calle Beazley, en Pompeya, pasé caminando por detrás de la cancha de Huracán. No estaban ni mis viejos ni mi hermano, me tiré en la cama, me comí una tableta de chocolate y me dormí", recordó.

Este jueves veremos si la historia puede ser un fantasma o no para Argentina.