BBCMundo

"Si quiere demostrar que es un hombre...": la pelea entre Lewis Hamilton y Sebastian Vettel y otros 5 momentos de violencia en la Fórmula 1

Son considerados los mejores conductores del mundo, pero hay momentos en que los pilotos de Fórmula 1 se transforman en el típico iracundo de carretera detrás de un volante.

Por BBC Mundo / Madrid

Vettel acusó a Hamilton de no conducir de manera limpia durante la carrera.
Vettel acusó a Hamilton de no conducir de manera limpia durante la carrera.

Fue lo que le ocurrió al alemán Sebastian Vettel en el Gran Premio de Azerbaiyán este domingo.

El alemán no sólo chocó por detrás el Mercedes del británico Lewis Hamilton cuando la carrera estaba neutralizada por la presencia del auto de seguridad, sino que además lo culpó del contacto y, poseído por la rabia, hizo una rápida maniobra para embestir su Ferrari en el lateral del monoplaza de la escudería alemana.

El momento en el que Vettel choca contra Hamilton
El momento en el que Vettel choca contra Hamilton

Ambos pudieron completar la que se considera una de las mejores carreras de los últimos tiempos por los numerosos incidentes que tuvo, pero una vez que se bajó la bandera a cuadros toda la atención se centró en los dos pilotos que se están disputando el mundial.

"Estamos compitiendo como hombres", fue el mensaje de Vettel, para quien fue Hamilton el que causó el primer contacto al frenar de golpe.

"No era necesario frenar así. Dañó mi alerón y creo que también su parte trasera", aseguró el piloto alemán, quien fue penalizado por su maniobra.

"Es una vergüenza. Creo que se ha avergonzado a sí mismo hoy", fue la respuesta de Hamilton.

Daniel Ricciardo aprovechó la penalización que recibió Vettel para ganar la carrera
Daniel Ricciardo aprovechó la penalización que recibió Vettel para ganar la carrera

"Si quiere demostrar que es un hombre, creo que debería hacerlo fuera del coche cara a cara", agregó, lamentando que haya ocurrido algo así.

"Imagina todos los niños que ven F1 y contemplan esa clase de conducta por parte de un piloto que ha sido cuatro veces campeón mundial".

Pese a lo furioso que estaban ambos pilotos, todo quedó en una pelea dialéctica, y no hubo contacto físico como sí ocurrió en otros casos en el pasado.

En BBC Mundo recopilamos cinco de los más recordados, en especial el protagonizado por el chileno Eliseo Salazar y el brasileño Nelson Piquet, que sigue siendo una sensación en YouTube.

1. La pataleta de Hockenheim

Han pasado casi 35 años desde aquella tarde del 8 de agosto de 1982, pero lo que pasó entre Piquet y Salazar en el Gran Premio de Alemania es una imagen que permanece vigente pese al paso del tiempo.

Nelson Piquet (izquierda) ganó tres campeonatos mundiales de F1, mientras Salazar acumuló sólo tres puntos en su carrera
Nelson Piquet (izquierda) ganó tres campeonatos mundiales de F1, mientras Salazar acumuló sólo tres puntos en su carrera

El brasileño lideraba cómodamente la carrera a lo mandos de su Brabham-BMW cuando se topó con el rezagado ATS-Ford del piloto chileno.

Al adelantarlo, ambos monoplazas chocaron y se vio obligado a abandonar la carrera.

Furioso de haber perdido la que parecía una victoria segura, Piquet se bajó de su vehículo, comenzó a gesticular contra Salazar, luego lo encimó y de repente lo empujó y comenzó a lanzarle golpes y patadas.

Salazar, todavía protegido por el casco, no reaccionó, dejando que a Piquet se le pasara la pataleta.

2. Spa bajo la lluvia

Un caso parecido fue lo que le pasó al alemán Michael Schumacher, en el Gran Premio de Bélgica de 1998.

El Ferrari del alemán Michael Schumacher, sin una rueda, es seguido por el McLaren de Coulthard.
El Ferrari del alemán Michael Schumacher, sin una rueda, es seguido por el McLaren de Coulthard.

El entonces piloto de Ferrari dominaba a placer la carrera en Spa-Francorchamps pese a la fuerte lluvia y la cantidad de agua en el circuito que dificultaba la visión.

Debido a eso, Schumacher no calculó bien cuando se disponía a adelantar el McLaren del británico David Coulthard y chocó fuertemente destruyendo ambos monoplazas.

Cuando regresaron a los garajes el siete veces campeón mundial saltó de su vehículo y enfurecido fue a buscar a Coulthard, quien se salvó de ser agredido físicamente gracias a la intervención de sus mecánicos, que formaron una pared humana que impidió el paso de Schumacher.

3. Once años antes, mismo escenario

La escena pareció un deja vú de lo que había ocurrido en Bélgica en 1987, cuando el Williams del británico Nigel Mansell y el Lotus del brasileño Ayrton Senna colisionaron en la primera vuelta.

Mansell y Senna protagonizaron muchos duelos en la pista, y uno fuera de ella.
Mansell y Senna protagonizaron muchos duelos en la pista, y uno fuera de ella.

Pero a diferencia de Schumacher vs. Coulthard, en este caso si hubo un contacto físico, cuando Mansell agarró a Senna por su overol y lo empujó contra la pared.

"En la época se utilizaban holgados y yo subí la cremallera hasta sus cachetes, justo por debajo de su nariz", contó Mansell tiempo después.

"No te puedes contralar cuando te invade la rabia. Todos tenemos un chip interno de preservación y se activa cuando estás al límite", fue su explicación sobre un momento que nunca había experimentado antes en su vida.

"Me invadió la ira como si no hubiera un mañana", describió.

4. Derechazo al mentón

El británico James Hunt fue conocido por su vida extrovertida y excesos fuera de la pista, pero dentro de ella fue sin duda uno de los mejores pilotos de su época, ganando el título mundial en 1976.

James Hunt, con un cigarrillo en la boca, fue conocido por su carácter impulsivo.
James Hunt, con un cigarrillo en la boca, fue conocido por su carácter impulsivo.

Las cosas no le fueron tan bien al año siguiente, pero eso no fue razón para explicar su reacción durante el Gran Premio de Canadá de esa temporada.

Molesto por haberse tenido que retirar tras un contacto con su compañero de escudería, Jochen Mass, a Hunt no le gustó la insistencia de uno de los oficiales de carrera para que abandonara la pista y le propinó un contundente derechazo en toda la cara que lo mandó al suelo.

El británico recibió una multa de US$2.000 y posteriormente fue denunciado por el oficial, Ernie Strong.

5. Lugar equivocado, momento equivocado

Si Michael Schumacher llegó a ser el piloto más exitoso de todos los tiempos se debió en principio gracias a una serie de coincidencias que propiciaron el lanzamiento de su carrera en F1.

Bertrand Gachot, cuando era un prometedor corredor de Fórmula 1 con la escudería Jordan.
Bertrand Gachot, cuando era un prometedor corredor de Fórmula 1 con la escudería Jordan.

En particular el incidente que protagonizó el belga Bertrand Gachot en una calle de Londres en 1991.

"Yo fui el tipo que estuvo en el lugar equivocado en el momento equivocado, el que le entregó a Schumacher la oportunidad de brillar", dijo Gachot a la BBC el año pasado.

El belga se proyectaba como uno de los mejores pilotos de la categoría cuando su carrera se vio interrumpida a raíz de un problema que tuvo con un taxista en la capital británica.

Pilotos de F1 como Erik Comas, Andrea De Cesaris, Alain Prost, Olivier Grouillard e Ivan Capelli expresaron su apoyo a Gachot.
Pilotos de F1 como Erik Comas, Andrea De Cesaris, Alain Prost, Olivier Grouillard e Ivan Capelli expresaron su apoyo a Gachot.

La situación degeneró en una discusión y Gachot sacó una lata de gas lacrimógeno y se lo roció en la cara del taxista, quien lo denunció ante un tribunal.

Debido a que el gas lacrimógeno era ilegal en Reino Unido en esa época, Gachot fue sentenciado a seis meses de prisión, de los que cumplió dos.

La escudería Jordan tuvo que buscar un piloto para que ocupara su lugar en el Gran Premio de Bélgica y el elegido fue una tal Michael Schumacher.