Deporte Internacional

Bahía de Río no será descontaminada ni en 25 años

"Quien diga que la bahía de Guanabara estará limpia en 20, 25 años, miente", expresó el secretario de Medio Ambiente de Río de Janeiro, André Correa, sobre la letrina natural donde se realizará la prueba olímpica de vela.

Por Río de Janeiro/AFP

Vista de una parte de la Bahía de Guanabara, donde se disputará las pruebas de navegación a vela. (Foto Prensa Libre: AP).
Vista de una parte de la Bahía de Guanabara, donde se disputará las pruebas de navegación a vela. (Foto Prensa Libre: AP).

Aunque el responsable garantizó que el área donde se realizará la regata en seis semanas estará apta para la competencia.

¿Nadaría allí?

Correa: “Ya me bañé. Se hizo un gran trabajo que costó mil 200 millones de reales (355 millones de dólares), pero estos esfuerzos no los ve la población. Estimo que hay que ir dando pequeños pasos, pero quien diga, sabiendo las condiciones financieras difíciles de Brasil, que la bahía estará limpia en 20, 25 años, está mintiendo”, afirmó Correa.

¿En qué porcentaje está descontaminada la bahía? Se habló de 80%, el alcalde dijo por estos días que 60%... ¿Cuál número está correcto?

Correa: Hubo una gran equivocación, hay un déficit de credibilidad asumir determinadas metas que fueron usadas y que no tenían una sustentación financiera para que se alcanzaran. No voy a citar ningún indicador. En cooperación con el Banco Interamericano de Desarrollo  (BID) y los investigadores, estamos ahora poniendo en marcha una plataforma digital para que todo el mundo siga en tiempo real lo que se está haciendo con las inversiones en la bahía.

La descontaminación de la bahía está en agenda desde la cumbre de la tierra de 1992, la llamada Eco 92. ¿Qué es lo que no ha funcionado?

Correa: Hubo errores de comunicación y estrategia. Hemos invertido alrededor de dos mil 500 millones de reales (740 millones de dólares) y se dijo que con estos fondos tendríamos la bahía limpia. Pero quien conoce de estos temas sabe que son fondos ínfimos para los desafíos que tenemos que afrontar. Tendremos una bahía limpia el día que los 15 municipios que bordean la bahía traten las aguas residuales. Los estudios muestran que para eso se necesitan quince mil millones de reales  (4.450 millones de dólares), o sea, estamos lejos del objetivo. Brasil vive momento de crisis financiera y el estado de Rio no tiene los fondos. Es por eso que el gobierno solicitó ayuda a la iniciativa privada.

La asociación Baia Viva  (Bahía Viva) ha denunciado enfermedades contraídas en la bahía por la contaminación. ¿Deben preocuparse los atletas?

Correa: La bahía no es un cuerpo homogéneo. La calidad del agua en la entrada de la bahía, que es donde se realizarán las competencias de vela, cumple con los estándares internacionales. Uno puede nadar y no por el esfuerzo humano, sino al gran intercambio en el mar. El mayor desafío en relación a los Juegos Olímpicos son los residuos flotantes. Es un grave problema que estamos enfrentando con medidas que no son estructurales sino de contención. Lo más importante, antes que retirar basura, es evitar que llegue allí. Instalamos 15 ecobarreras y habrán 17 pendientes antes de los Juegos, eliminando 280 toneladas de residuos al mes. Pero necesitamos que la gente entienda que cuando se lanza una botella de plástico en el suelo, la lluvia la empuja a la bahía y no hay gobierno ni inversión que pueda luchar contra eso. La educación de medio ambiente es fundamental.

¿Quiénes son responsables?

Correa: Brasil es un sistema federal y hay varios organismos que participan de la gestión de la bahía. Los municipios se ocupan de los residuos, la Armada, organismo federal, es responsable de la contaminación superficial. Tengo la responsabilidad de los residuos industriales. Pero falta un modelo para que se pueda actuar de manera coordinada en la bahía".