Deporte Internacional

Cavendish vuela en final de etapa en el Parque de los Pájaros

El 'Rey del Esprint', el británico Mark Cavendish, se impuso por cuarta ocasión en esta edición del Tour de Francia, en una frenética 'volata' en el Parque de los Pájaros, donde concluyó la 14ª etapa de la ronda gala, tras la que su compatriota Chris Froome sigue líder de la general.

Por Francia/AFP

Cavendish señala con sus dedos su cuarta victoria en este Tour de Francia. (Foto Prensa Libre: AP)
Cavendish señala con sus dedos su cuarta victoria en este Tour de Francia. (Foto Prensa Libre: AP)

"Para los corredores de la general fue un regalo de día, una jornada tranquila y bienvenida. Está bien relajarse un poco. Con el viento de cara me abrigué en el pelotón. Estoy muy contento con la contrarreloj (del viernes), pero París está aún lejos", estimó Froome.

Cavendish, de 31 años, que ya suma 30 triunfos de etapa del Tour en su palmarés, superó en línea de meta al noruego Alexander Kristoff y al eslovaco Peter Sagan.

"Estoy muy satisfecho. Las condiciones eran difíciles pero tenía a mi equipo en torno a mí. Vi el hueco en el esprint", se congratuló el ganador.

Con esta nueva victoria ya sólo le separan cuatro triunfos parciales para igualar el récord de victorias que ostenta el belga Eddy Merckx, cinco veces ganador de la carrera.

Cuarto fue el alemán John Degenkolb, recuperado del grave accidente sufrido a principios de año cuando entrenaba en España.

Quinto finalizó el poderoso alemán Marcel Kittel, que había sido el primero en iniciar el esprint.

Kittel levantó los brazos como signo de protesta antes de la línea de meta, quejándose de un posible movimiento irregular de 'Cav'.

"Tengo mi opinión, pero no cuenta, es el jurado el que decide. Yo creo que no estuvo bien, estoy decepcionado", se lamentó el ciclista del Etixx-Quick Step.

"Creo que está un poco frustrado, él quería ganar", explicó Cavendish. "Mi mejor resultado en el Tour es de seis victorias. Aún queda Berna y los Campos Elíseos", avisó, pensando en aumentar sus cuatro victorias.

Esta larga etapa de transición (208,5 kilómetros), sin consecuencias para el maillot amarillo Chris Froome, dio lugar a una larga escapada de cuatro corredores pese al viento soplando de cara.

Los dos últimos integrantes de la escapada en ser absorbidos por el pelotón, el francés Jeremy Roy y el suizo Martin Elmiger, fueron alcanzados a sólo 3.500 metros de meta.

La escapada de Elminger y Roy

Los 187 corredores que comenzaron la etapa se encontraron con un viento de cara por las riberas del Ródano. Un valiente cuarteto saltó del pelotón luego de una treintena de kilómetros recorridos. Pero los equipos de los esprínteres (Greipel, Cavendish, Kittel) no les permitieron tomar más de cinco minutos en ningún momento.

El estadounidense Alex Howes y el italiano Cesare Benedetti, ambos presentes por tercera vez en una escapada, el suizo Martin Elmiger y el Français Jeremy Roy, llevaron la iniciativa durante casi 180 kilómetros.

Howes cedió a falta de 12 kilómetros. Benedetti hizo lo propio instantes después. Elmiger y Roy, más obstinados, fueron los últimos en entregar la cuchara ante un pelotón que rodó a un ritmo muy inferior al previsto por la organización.

El corredor suizo Mathias Frank (IAM), abandonó por enfermedad en esta 14ª etapa.

También abandonó este sábado el danés Matti Breschel, del Cannondale, ganador de una etapa en la Vuelta a España en 2008, en su caso por un golpe con un coche de su equipo.

Después de dos semanas de Tour, y superada la contrarreloj y el Mont Ventoux, lo corredores se tomaron un descanso y prefirieron guardar fuerzas de cara a la etapa del domingo, que acumula más de 4.000 metros de desnivel entre Bourg-en-Bresse y Culoz, con subida al desconocido puerto del Grand Colombier, una vez de forma íntegra, y la siguiente hasta la mitad.

En el programa figuran seis subidas puntuables en 160 kilómetros de recorrido.