Deporte Internacional

Ceremonia de clausura de los Paralímpicos al son de los tambores

La ceremonia de clausura de los Juegos Paralímpicos de Rio de Janeiro comenzó este domingo al son de los tambores brasileños y ante más de 70.000 espectadores congregados para ver cómo se apaga el pebetero en el mítico estadio de Maracaná.

Por Río de Janeiro/AFP

Ceremonia de clausura de los Juegos Paralímpicos. (Foto Prensa Libre: AP)
Ceremonia de clausura de los Juegos Paralímpicos. (Foto Prensa Libre: AP)

El espectáculo, basado en la música del gigante sudamericano, está previsto que dure alrededor de dos horas en las que se evocará a "la fiesta en Rio", según avanzaron los organizadores.

Los atletas paralímpicos, sentados frente a un gran escenario, asisten en primer línea a este espectáculo donde los sonidos y bailes más tradicionales de Brasil llenarán el templo del futbol.

La fiesta contará con la presencia de famosos cantantes locales como Ivete Sangalo, Céu y Gaby Amarantos, el guitarrista del célebre grupo de heavy metal Sepultura, Andreas Kisser, o Dream Team do Passinho e Nego do Borel, una de las bandas más de moda en Brasil.

Tras once días de competiciones, dominados con autoridad por China, los Juegos Paralímpicos de Rio acaban teñidos de luto tras la muerte el sábado del ciclista iraní Bahman Golbarnezhad durante la prueba de ruta.

El domingo, ondearon a media asta las banderas paralímpica y de su país, mientras que en el Maracaná se guardará un minuto de silencio en honor al deportista fallecido.

Los discursos de clausura de los primeros Juegos Paralímpicos celebrados en América Latina correrán a cargo del presidente del Comité Internacional (CPI), Philip Craven, así como del máximo dirigente de Rio-2016, Carlos Nuzman.

Tanto los organizadores como los alrededor de 4.300 atletas de 159 países que participaron en las competiciones dedicarán también un momento especial para agradecer el trabajo de las decenas de miles de voluntarios que han participado en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Rio.

Al final de la noche, la 'cidade maravilhosa' pasará el testigo a Tokio, la sede de los próximos Juegos en 2020.

Será entonces cuando se apague definitivamente la llama en Rio poniendo fin al ciclo de grandes eventos que hicieron que el mundo mirara a Brasil en los últimos años.