Deporte Internacional

De Bolt y Murray a Rusia y Lochte: las dos caras del deporte en 2016

De los inolvidables Juegos Olímpicos de Usain Bolt y Michael Phelps, el salto a la cima de Andy Murray y los títulos de Cristiano Ronaldo, a las debacles del fútbol argentino e inglés, el doping en Rusia y el papelón de Ryan Lochte.

Por Buenos Aires/DPA

Ronaldo, Lebron y Phelps fueron de los grandes ganadores del 2016, a diferencia de Platini, el dopaje del deporte ruso y el escándalo de Lochte en los Juegos de Rïo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Ronaldo, Lebron y Phelps fueron de los grandes ganadores del 2016, a diferencia de Platini, el dopaje del deporte ruso y el escándalo de Lochte en los Juegos de Rïo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El mundo del deporte ofreció, una vez más, sus dos caras de la moneda en 2016. 

A continuación, un repaso de los seis principales ganadores y perdedores del año deportivo:

Los ganadores

USAINBOLT

En sus últimos Juegos Olímpicos, el jamaiquino cumplió con las expectativas y se impuso en los 100 y 200 metros y la posta 4x100 para encadenar su tercer trébol dorado consecutivo. Su comienzo de año estuvo lleno de dudas por sus problemas musculares, pero se recuperó en el momento justo para brillar en Río de Janeiro, donde el público llenó el Engenhão sólo para verlo a él. "Finally over", dijo arrodillado sobre la pista la superestrella de 30 años, que se retirará en agosto de 2017 tras los Mundiales de Londres. Su balance olímpico será eternamente perfecto: tres Juegos, nueve carreras, nueve oros.

MICHAEL PHELPS

Otro mito que se despidió con gloria de unos Juegos Olímpicos. Tras regresar del retiro y superar sus problemas con el alcohol, el nadador estadounidense tuvo el adiós que se merecía. En Río, añadió cinco oros más a su colección para extender a 23 su brutal récord de títulos olímpicos y a 28 el total de medallas. Además, se dio el gusto de ser por primera vez el abanderado estadounidense en la ceremonia inaugural. "Es la manera perfecta de terminar", resumió Phelps, que ahora podrá dedicarse de lleno a su hijo Boomer y su familia. A diferencia de Bolt, ya no habrá 2017 para él: los Juegos de Río marcaron su retiro definitivo.





ANDYMURRAY

El tenis vivió un inolvidable cambio de mando en 2016. Después de 122 semanas de dominio del serbio Novak Djokovic, Murray se hizo con el número uno del mundo gracias a una espectacular arremetida en el final de la temporada, que incluyó 26 victorias consecutivas. A sus 29 años, el británico alcanzó por primera vez en su carrera el número uno y lo defendió con éxito en una final del Masters de Londres a todo o nada con Djokovic. Entre sus nueve títulos del año se destacan Wimbledon, el oro olímpico en Río, el Masters y los Masters 1.000 de Roma, Shanghai y París-Bercy. "Ahora que he llegado ahí, estoy motivado para permanecer en la posición", dijo el escocés sobre el desafío de mantenerse en la cima en 2017.

CRISTIANO RONALDO

En su mano a mano con Lionel Messi, Cristiano Ronaldo fue el claro ganador del 2016. Los títulos en la Liga de Campeones con el Real Madrid y la histórica Eurocopa con Portugal no dieron margen para las discusiones. A pesar de no haber brillado en las finales y de haber tenido una segunda mitad de temporada discreta, el delantero luso fue la imagen de los éxitos de su club y su selección. Suficiente para ganar su cuarto Balón de Oro arrasando en la votación y quedar a uno del récord de Messi. "Ha sido el mejor año de mi carrera a nivel colectivo e individual", dijo el astro tras ser distinguido por la revista "France Football". Su única mancha estuvo fuera de la cancha, ya que fue señalado en una investigación de medios internacionales por una presunta evasión fiscal.

NICO ROSBERG

Después de dos subcampeonatos a la sombra de Lewis Hamilton, el piloto alemán cumplió su deuda pendiente y consiguió su primer título de la Fórmula 1. Será también el último, ya que cinco días después de su logro en Abu Dabi sorprendió al anunciar su retiro. "Escalé la montaña, llegué a la cima y me siento bien ahí", explicó Rosberg, que dice adiós con apenas 31 años. El 2016 del piloto nacido en Wiesbaden fue magnífico: logró nueve victorias, cinco segundos puestos y sólo un abandono en 21 carreras, siendo el piloto más consistente a lo largo de la temporada. Su trofeo engrosará ahora la colección familiar, ya que su padre, el finlandés Keke Rosberg, fue campeón de la Fórmula 1 en 1982.

LEBRON JAMES

El astro de los Cleveland Cavaliers fue el artífice de una remontada épica en la final de la NBA ante los Golden State Warriors. Su equipo fue el primero en revertir un 3-1 en contra en la serie final de la mejor liga del baloncesto y en eso tuvo mucho que ver LeBron James. Además, dio a los Cavaliers su primer título en la NBA y cumplió la gesta que se propuso cuando dejó Miami Heat para volver a su ciudad de origen. "Cleveland, esto es para ustedes", dijo tras ganar el séptimo duelo como visitante en Oakland. Se trató del tercer anillo de James, que fue campeón con los Heat en 2012 y 2013, pero posiblemente el más especial. Su actuación ante los Warriors, que habían logrado un récord de 73 victorias en la temporada regular, lo mete entre los grandes de todos los tiempos.

Los perdedores

MICHAEL PLATINI

Tras la caída de Joseph Blatter en 2015, el 2016 vio derrumbarse definitivamente también el imperio de Platini en la UEFA. Confirmada en mayo su sanción por la Corte Arbitral del Deporte, el ex futbolista francés no tuvo más remedio que dejar su cargo en el ente rector del fútbol europeo. Lo hizo oficialmente en septiembre, cuando fue sucedido por el esloveno Aleksander Ceferin en Atenas. En el medio, afrontó una Eurocopa de Francia en la que pasó de padre fundador a invitado no deseado. Debido a la sanción, el ex astro francés no asistió a los estadios ni pudo entregar el trofeo al campeón Portugal. Un año negro para Platini, que terminó arrastrado en el lodo junto a su ex amigo Blatter.





VICENTE DEL BOSQUE

El 2016 supuso el fin del ciclo más exitoso del seleccionado español. Tras una irregular Eurocopa que terminó con despedida en octavos de final ante Italia, Del Bosque abandonó la conducción del equipo y también su carrera como entrenador. Fue un duro final para un técnico que hizo historia al conquistar el Mundial de 2010 y la Eurocopa de 2012. Sin embargo, las prontas eliminaciones en Brasil 2014 y Francia 2016 terminaron sellando su salida. "Este era mi último trabajo", dijo el español de 65 años. Su sucesor, Julen Lopetegui, afronta ahora el desafío de reconstruir una España tan exitosa como la anterior.

ARGENTINA

Si el año que termina fue turbulento para España, ni hablar para Argentina. El equipo de Messi no pudo quebrar su estigma y volvió a caer en una final, la tercera consecutiva desde 2014. La derrota por penales ante Chile en la Copa América Centenario golpeó duro al equipo albiceleste. Tras el encuentro, Messi anunció su retiro de la selección, aunque terminó volviendo después de dos meses de súplicas. También dejó el equipo, en forma definitiva, el técnico Gerardo Martino. En medio de una profunda crisis en la intervenida Asociación del Fútbol Argentino, asumió en su lugar Edgardo Bauza. Pero el seleccionado siguió cayendo y tras la derrota ante Brasil quedó fuera de la zona de clasificación al Mundial. El triunfo ante Colombia devolvió al equipo a zona de repesca, pero tras el encuentro, los jugadores anunciaron el fin de su diálogo con la prensa. No hubo paz para Argentina en 2016.

RUSIA

Convertida en la "oveja negra" del deporte, Rusia vivió un 2016 marcado por las acusaciones y revelaciones de doping. La presentación de los dos informes del investigador Richard McLaren dejaron en una situación delicada al país, acusado de haber organizado desde los más altos niveles del Estado un extendido sistema de doping. Pese a la presión internacional, el Comité Olímpico Internacional rechazó excluir a la totalidad del equipo ruso de Río 2016. La sanción sólo se limitó al atletismo, donde Rusia pudo presentar únicamente a la saltadora Daria Klishina. Sus deportistas fueron vistos de reojo en Brasil o incluso tratados con abucheos, como fue el caso de la nadadora Yulia Efimova. "Rusia ha sido tratada de forma injusta", señaló la zarina del salto con pértiga, Yelena Isinbayeva, quien tras su retiro asoma como el rostro de la reconstrucción.

RYAN LOCHTE

Otra de las imágenes negativas de los Juegos Olímpicos estuvo a cargo del nadador estadounidense, la contracara de su amigo y viejo rival Phelps. Pese a que ganó un oro en los relevos, el paso de Lochte por Río será recordado por el escándalo que protagonizó fuera de la piscina. Después de una noche de fiesta con sus compañeros, el seis veces campeón olímpico aseguró que había sido asaltado a punta de pistola. Sin embargo, una investigación policial determinó que nada de eso ocurrió y que cometió una serie de actos vandálicos en una gasolinera. Lochte pidió disculpas y admitió haber exagerado su relato, pero no pudo evitar la dura sanción de su federación. Estará diez meses sin competir, por lo que no podrá participar en los Mundiales de Budapest en 2017.

EL FÚTBOL INGLÉS

Fue un año negro para el fútbol inglés en todo sentido. La selección defraudó una vez más y quedó eliminada de la Eurocopa con una humillante derrota ante Islandia en octavos. La debacle provocó la salida de Roy Hodgson, pero su sucesor, Sam Allardyce, sólo duró un partido en el cargo. Una cámara oculta que exhibió maniobras irregulares de Allardyce en el traspaso de futbolistas provocó su marcha. El técnico internino Gareth Southgate logró encaminar la situación y fue confirmado como seleccionador para 2017. Sin embargo, en el medio estalló un nuevo problema en los clubes ingleses: el escándalo de abusos sexuales de menores que empezaron a denunciar numerosos ex futbolistas. En el plano deportivo, la situación de sus poderosos equipos tampoco fue la óptima y en las competiciones europeas quedaron en general rezagados. Sólo el cuento de hadas del Leicester y su histórico título brindaron buenas noticias al fútbol inglés.